Duerme mejor, ¡di adiós al insomnio!

0
6781
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

El no dormir puede provocar envejecimiento prematuro, déficit de atención, cansacio crónico y malestares en general.

Las preocupaciones diarias, el estrés y algunos malos hábitos pueden ser la causa del insomnio y pocas veces nos damos cuenta de que hay algunas prácticas naturales y muy fáciles que nos asegurarán el buen dormir.

Así que te dejamos estos consejos para que puedas tener un sueño reparador todas las noches y estar llena de energía cada mañana.

 

  1. Apégate a tiempos regulares para dormir y despertar: Levantarte temprano un día y muy tarde el otro confunde al reloj de tu cuerpo y puede causar dificultades para dormir. Tener un hábito regular ayudará a que tu cuerpo entre en un ritmo de sueño, lo que facilita el quedarte dormida y levantarte por las mañanas.
  2. Desconéctate varios minutos antes de dormir: Trabajar en la computadora o ver televisión sobrestimula el cerebro, lo que dificulta dormir. Si tienes unos minutos de relajación antes de acostarte, ayudas a tu cuerpo a dormir mejor. Procura no hacer todo tipo de actividades en la cama, úsala exclusivamente para dormir

  3. Duerme en un lugar completamente oscuro o lo más oscuro posible. Incluso un poco de luz puede alterar el reloj interno y la producción de melatonina y serotonina. Cierra la puerta de tu habitación y deshazte de las luces nocturnas.
  4. Haz algo de ejercicio y estírate: Hacer ejercicio por al menos 30 minutos al día puede mejorar el sueño. Sin embargo, no lo hagas  poco antes de dormir ya que esto hará que no puedas dormir. Los estudios demuestran que hacer ejercicio en las mañanas es mucho mejor. También puedes estirarte antes de acostarte, esto puede ayudar a relajarte y relajar tus músculos antes de dormir.


  5. Evita comer bocadillos antes de acostarte: En particular los granos y azúcares. Esto aumentará el azúcar en la sangre y retardará el sueño. Más tarde, cuando el azúcar en la sangre baja demasiado podría hacer que usted se despierte y que ya no pueda volver a dormirse.

  6. Enfócate en tu respiración: Una vez que estás en tu cama, presta atención a cada inhalación y exhalación, al contar exhalaciones del uno al 10 mientras lo haces. Si tu mente divaga, comienza de nuevo a la vez.

  7. Acepta tus preocupaciones y escríbelas en un diario: Desafiar o combatir los pensamientos solo los hace más poderosos. Anótalos y después regresa gentilmente a la sensación de respiración. Si a menudo te encuentras en tu cama con la mente acelerada, podría ser útil llevar un diario y escribir sus pensamientos antes de dormir.

Con información de mexico.cnn.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo