Cómo obtener un cabello liso y sedoso

0
9904
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
2

En este tip, te diremos cómo puedes alisar tu cabello sin usar algún compuesto químico y tener un cabello lacio, lindo y natural con cuatro recetas caseras.

Recuerda que la constancia y la paciencia son dos claves importantes en estas recetas. Así que tómate el tiempo necesario y disfruta de tu cabello liso. 

Receta 1

Necesitas de algunas hojas de apio; tritúralas en la licuadora con un poco de agua fría.  Luego, filtra la preparación en un colador y guárdala en una botella durante toda la noche.

A la mañana siguiente utiliza esa mezcla a modo de mascarilla de cabello, realizándote un masaje, hasta que humedezcas bien todo el cuero cabelludo.

Finalmente enjuaga y lava como lo haces habitualmente con tu shampoo y acondicionador.

 

Receta 2

Mezcla una taza de leche con media taza de agua. Luego, coloca la mezcla en un rociador y aplícala en tu cabello de manera uniforme. Déjala unos 25 minutos y luego seca con una toalla.

Peina tu cabello y por último lávalo y enjuágalo. Si haces este tratamiento de manera regular, entre dos o tres aplicaciones a la semana, tu cabello se verá lacio y además será muy manejable.

Receta 3

En un vaso con leche coloca una mezcla de dos cucharadas de zumo de limón, mezcla bien y llévalo al refrigerador.

Una vez que esté preparado y tenga una consistencia espesa, aplícalo en forma uniforme sobre toda tu melena y el cuero cabelludo.

Masajea bien y luego péinate. Acto seguido, cubre tu cabeza con un gorro de baño y deja que la mezcla se seque. Procede a darle la forma que prefieras, con ayuda de un peine y luego enjuágalo.

Si haces este tratamiento con regularidad, seguramente conseguirás que tu cabello se vea liso, además de muy brillante.

Receta 4

Esta receta es ideal para los cabellos muy rizados. Pon a calentar un poco de aceite de almendras hasta que esté tibio, luego aplícalo sobre el cabello y envuelve tu cabeza con una toalla durante unos 15 o 20 minutos.

Luego péinate hasta quitar todos los nudos y vuelve a cubrirlo con una toalla caliente, durante otros 30 minutos.

Este tratamiento le proporcionará humedad a los folículos lo que hará que al pasarte la plancha alisadora tus rizos sean mucho más fáciles de alisar.

 

 

 

con información de veintitantos

 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
2