Momentos que sólo la gente que siempre llega tarde ha experimentado

0
1226
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1

Si dices: “Llego en cinco minutos”, nunca te refieres a minutos.

Encontramos esta lista de lo que experimenta la gente que llega tarde.

Cuéntanos, ¿te identificas?

Nadie te cree cuando dices: “Estoy list@ en 5 minutos”, “ya voy llegando”, “espérame que estoy cerca”.

Básicamente porque quienes te conocen saben que cinco minutos es que no has salido de tu casa.

No eres de esos que se levantan temprano “para aprovechar la mañana”.

Despertar “temprano” para ti es abrir los ojos 20 minutos antes de la hora en la que debes estar en un sitio. Y eso si estás de buenas. Básicamente el dicho “Quien madruga, Dios lo ayuda” no va contigo y parece irte bien así.

Nunca tienes tiempo de sobra para llegar a un lugar

Siempre vas en la raya o 10 minutos más tarde. Nunca tienes tiempo para “parar por un cafecito en el camino”.

Siempre llegas apurado y corriendo a todos los sitios.

Probablemente con un ligero estrés, pero nada que te haga cambiar.

Te has acostumbrado a ser la última persona en llegar

Y has vivido más que nadie ese sentimiento incómodo de tener que entrar a un sitio lleno de gente que te va a juzgar.

Has llegado a un punto en tu vida en el que prefieres ser honesto antes de inventar excusas surreales

Menos: “había en el medio de la autopista un elefante gigante (e invisible) y pasé horas en la cola esperando que lo movieran” y más: “calculé un poco mal y salí tarde”.

Sabes bien que es mejor decir: “Había demasiado tráfico” antes que admitir: “Me quedé dormido” solo porque es una mala educación enorme aceptar eso de que tú dormiste más que el otro. El horror.

Cuando de verdad-verdad ocurre algo que te hace llegar tarde, sientes que nadie te va a creer

“Se me quedaron la llaves dentro del carro y por eso estoy llegando tarde”. Por más honesto que seas, algo en ti siente que no es cierto. Es como el cuento de Pedro y el Lobo, obviamente tú eres Pedro.

Tu uso del reloj es básicamente para confirmar qué tan tarde vas a llegar

Pero ODIAS cuando te dan una hora de llegada “más temprano” solo porque saben que no vas a llegar a tiempo.
Esto te parece una falta de respeto enorme, honestamente. Que sufras de “llegar tarde crónicamente” no les da derecho de mentirte.

¿Qué sería de tu vida sin cortes comerciales en el cine?

“La película empieza a las ocho, pero con los trailers seguro me da tiempo de llegar a tiempo y comprar cotufas”.

Admiras en cierta manera a la gente puntual, pero no puedes tener amistad con alguien que juzgue tu impuntualidad

Lamentablemente lo de la puntualidad inglesa no te caracteriza, y si no entienden ni aceptan tu manera de percibir el tiempo: no pueden ser amigos.

Te sientes la persona más realizada del mundo cuando llegas temprano a un lugar o evento

Algo tan normal y políticamente correcto como el llegar a tiempo, o 10 minutos antes, para ti es como un milagro que necesitas disfrutar.

No puedes aceptar que alguien sea más impuntual que tú

Y esto es completamente normal, porque ser más impuntual que tú es caer en el abuso y no, eso no te parece correcto.

Y aunque algunas veces quisieras ser un poquito más puntual… Porque sientes que tal vez así le sacarás más provecho a tu vida… luego recuerdas que eres feliz y no morirás de llegar tarde, y se te pasa.

Fuente: buzzfeed.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1