Conoce los pasos para pedir un préstamo

0
282
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

¿Sabes cuál es el tipo de préstamo que debes solicitar?

Existen muchas razones por las que solicitar un préstamo, por lo que resulta necesario que el individuo identifique cuál es su necesidad. Un préstamo hipotecario es la opción más adecuada si desea comprar una vivienda, pero en el caso de que necesite el dinero para realizar un viaje, lo idóneo es pedir un préstamo personal.

Sin embargo, la mayoría de los usuarios no sabe distinguir entre un crédito y un préstamo. Y es que a pesar de lo que se cree, ambos términos son totalmente diferentes. A continuación se aclaran algunas de las dudas que pueden surgir a la hora de que el consumidor lleve a cabo su solicitud.

¿Cuál es la diferencia entre un crédito y un préstamo?

En el crédito, la entidad financiera pone a disposición del cliente el dinero que este necesite con un límite fijado. Es decir, el usuario no dispone de toda la cantidad de golpe, sino que puede extraerla de forma parcial a través de una cuenta bancaria o una tarjeta.

En un préstamo, la institución bancaria pone a disposición del cliente una cantidad de dinero fija con la condición de que esta sea devuelta en un plazo determinado, el cual ha sido previamente acordado. A esta cantidad hay que sumarle una serie de gastos y comisiones.

Por lo tanto, solicitar un préstamo puede ser una alternativa muy beneficiosa para el cliente, gracias a la cual podrá gestionar mejor sus pagos al tratarse de una operación a medio o largo plazo.

Además, los préstamos pueden ser hipotecarios, personales y de negocios, aunque los personales son sin duda los más solicitados por los consumidores, ya que las instituciones financieras los conceden para uso privado.

¿Por qué debo solicitar un préstamo personal?

En algún momento determinado puede surgir un imprevisto económico para el cual se necesite disponer de liquidez. Para estos casos, en los que se precisa emplear el dinero en bienes perecederos o intangibles, los préstamos personales son la mejor opción.

Este tipo de producto financiero es muy solicitado, ya que es muy fácil de tramitar. Por ejemplo, la empresa Moneyman tiene préstamos personales en línea, por lo que todo el proceso de solicitud se puede llevar a cabo a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet. El usuario solo tendrá que rellenar un formulario indicando la cantidad de dinero que necesita y los plazos para su devolución.

Los préstamos hipotecarios y de negocios

El préstamo hipotecario se utiliza para financiar un bien real: la compra de una vivienda. Si el cliente no cumple con los plazos acordados con la entidad bancaria, la casa pasaría a ser propiedad de la misma.

En algunas ocasiones, el préstamo hipotecario suele ser solicitado para emprender o ampliar una empresa, aunque para estos casos se recomienda pedir un préstamo de negocios. Este producto financiero tiene un plazo de devolución que varía desde los seis hasta los sesenta meses. La institución bancaria puede pedir como garantía el bien en el que el cliente ha empleado el dinero e incluso varios avales.

 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo