El cerebro de una mujer cambia al ser mamá

0
887

Tu cuerpo no sólo cambia al ser mamá, también tu cerebro, así lo demuestran varios estudios realizados por científicos que reflejan cambios emocionales, entre otros datos interesantes.

Científicos estudiaron el comportamiento de una mamá primeriza y la actividad que muestra su cerebro. Los resultados son sorprendentes, algunos cambios tienen que ver con reacciones emocionales como el miedo, la ansiedad y la agresividad.

Otro cambio importante es respecto a la hipersensibilidad de la mamá a las necesidades de su hijo, lo que le da ese toque especial que sólo mamá tiene de atención, afecto y forma de hablar.

La depresión y ansiedad crece

Estudiar el cerebro de las nuevas mamás resulta más interesante ya que ayudará a entender por qué en esta etapa su ansiedad o depresión crece.

Los especialistas dicen que los daños en cierta parte del cerebro están asociados directamente con la depresión posparto, por ello, no es un tema que deba tomarse a la ligera.

Una de cada seis mujeres sufre depresión posparto o conductas obsesivas compulsivas en los primeros meses de ser mamá.

Ellas siguen un patrón que las hace pensar en las cosas que no pueden controlar, por ejemplo si su bebé está sano, enfermo o está respirando.

Pero, también hay áreas del cerebro que se activan para ayudarlas a manejar los cambios de ánimo y el comportamiento de una nueva mamá. Los altibajos emocionales por los que pasan en el embarazo son para guiarlas en el cuidado de su hijo.

Mamá reconoce a su hijo

En 2011, un estudio demostró que las reacciones de una mamá son mayores cuando observa fotos de su hijo que de cualquier otro bebé. Y por si fuera poco, la ansiedad y los síntomas de depresión también se vieron reducidos al ver esas imágenes.

¿Tú te has sentido completamente diferente después de ser mamá?

Fuente: bbmundo.com