- Publicidad -

5 pasos para empezar este 2020 en mejor forma

Fecha:

- Publicidad -

Foto: hsfelix / Depositphotos.com

Uno de los propósitos más comunes de año nuevo es sin duda bajar de peso. Claro, esto implica llevar una vida más saludable para mantenerte en forma. ¿Cómo te va en el proceso?

También es muy común que los primeros meses tengas mucha motivación, pero que vaya disminuyendo conforme pasa el tiempo y la rutina comience a hacer estragos en tu estado de ánimo y también en tus hábitos.

La respuesta más sencilla para mantenerte en forma es: alimentación saludable y ejercicio, pero la práctica suele ser un poco más complicada, ya que involucra otros aspectos que quizá no hayas tomado en cuenta como situación emocional.

¿Qué hacer para lograr tu objetivo? Te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar a llegar a la meta con amor.

1. Planifica

Este es el primer paso de todo objetivo. Comienza por un plan diario y cúmplelo, procura no salirte de esa rutina o plan, es importante que sepas que lo que quieres se trabaja poco a poco y día a día.

En este plan incluye tu alimentación, ejercicio y también descansos. Recuerda que para mantener la motivación es necesario recompensarte por el esfuerzo. Nada mejor que premiarte porque te lo mereces.

Aquí te dejamos una guía que puede ayudarte a planificar tus comidas. ¡Da clic en la imagen!

2. Elimina hábitos negativos

Los malos hábitos suelen ser los más difíciles de eliminar en una rutina, ya que como dice la canción “la costumbre es más fuerte que el amor”, por eso es importante que identifiques qué hábitos pueden estarte haciendo daño.

Esto implica cuidar lo que comes, porciones, horarios, e incluso con quién comes, ya que solemos dejarnos llevar por los hábitos de otra persona. Haz una evaluación y sé honesto/a contigo mismo/a.

3. Ejercicio poco a poco

Lograr las metas a largo plazo se hace poco a poco, sobre todo si no estás acostumbrado/a a hacer ejercicio. No empiezas a hacer ejercicio de forma desmedida, ya que terminarás por renunciar cuando te llegue el cansancio.

Resérvate un tiempo para hacer ejercicio y el que más te guste, no todos tienen que hacer pesas o cardio.

Lo ideal es una hora al día, pero media hora también es bastante aceptable. Si no cuentas ni con ese tiempo, procura que tus actividades incluyan moverte.

Si puedes caminar en lugar de usar el auto, hazlo. Baja y sube escaleras en tu trabajo y evita el ascensor, sal a dar un paseo después de la comida o tómate esos cinco minutos al aire libre en lugar de revisar tu teléfono celular.

Poco a poco encontrarás la motivación y verás que tu rutina irá cambiando también.

4. Cuidar la salud de tu mente

Aunque no lo creas es un paso muy importante, ya que suele ser el origen de muchos desórdenes alimenticios. Cuidar tu mente es también aprender de tu pasado, vivir el presente y olvidarte del futuro. ¡Es amarte!

Algunas personas pueden comer de más por problemas emocionales, otras perder la motivación y la disciplina por los mismos motivos, por no creerse suficientes o tener baja autoestima.

Considera que tu mente también debe de cuidarse y que su salud es tan importante como la física, es el complemento de un todo.

4. Visita a especialistas

Nutriólogos, psicólogos y hasta entrenadores físicos te ayudarán a armar un plan especializado para ti, ya que conocerán lo que realmente necesita tu cuerpo.

En algunos casos se pueden realizar estudios de laboratorio para entender cómo funciona tu cuerpo de manera individual y entonces armar un plan específico para ti.

Los especialistas pueden también ayudarte a organizarte y a crear disciplina constante para lograr tus objetivos.

¡Tú puedes! Quizá no sea tan sencillo, pero NO ES IMPOSIBLE.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -