Cómo superar lo que te hace sentir culpable como mamá

0
535
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
32

Sentir frustración es muy común entre las mamás, ya sea porque no pueden controlar ciertas situaciones como berrinches, travesuras y también ausencias por el trabajo, en fin.

En muchas ocasiones, la culpabilidad las invade. Te presentamos una lista de las situaciones más comunes y qué hacer para sentirte mejor.

¡Toma nota!

Darle leche de fórmula o dejarlo llorar

Sentirse culpable es muy común, sobre todo porque en muchas ocasiones las mamás no pudieron ofrecer leche materna porque regresaron a trabajar o porque simplemente no supieron cómo hacerlo.

¡Tranquila! No eres la única mamá que ha pasado por esto, aunque si bien la leche materna es lo mejor, tu bebé puede crecer igual de sano y con apego a ti, sólo recuerda lo importante que es el trato con amor.

Si lo has dejado llorar, aunque dependiendo la forma en la que creas educar a tus hijos, no es tan malo. Recuerda que es mejor una mamá tranquila que lo atienda a una estresada que pueda cometer algo de lo que de verdad se arrepienta.

Usar tablets, TV y otros aparatos electrónicos para distraerlos

¿Quieres cinco minutos para ti? ¿Quizá dormir más? Algunas mamás recurren a aparatos electrónicos como niñeras y después se sienten tremendamente culpables.

¡No te preocupes! Si lo haces en determinadas situaciones y controlado, no está nada mal, así podrás tener algún tiempo para hacer otras cosas. Sólo organízate y que no sea toooodo el tiempo.

Puedes incluso descargar algunas aplicaciones divertidas y educativas para que desarrollen ciertas habilidades.

Piensas en el medio ambiente, pero te sientes mal si no eres muy ecológica

Quizá te sientas muy mal cada vez que tiras un pañal sucio, mientras que tus amigas hablan de los pañales ecológicos, o ves las montañas de latas de leche y frascos de comida que van a la basura y te escandalizas.

Piensa en la vida que llevas, quizá no sea muy fácil seguir una vida muy ecológica, pero al tener hijos te vuelves más consciente de la importancia del medio ambiente y puedes hacer otras acciones para cuidarlo.

Ah, y las latas y frascos pueden reciclarse. ¡Mira estas opciones!

Ideas con amor para reciclar latas

Darle comida chatarra a tu hijo

Si alguna vez no tienes tiempo de cocinar algo muy saludable y los llevas algún restaurante de comida rápida, ¡tranquila! No es el fin del mundo si les das una ensalada o sólo unas quesadillas.

La comida chatarra no es veneno, sólo no se las des muy seguido, a ellos les gustará que sea un premio de vez en cuando, la clave está en la moderación.

Elige opciones con menos grasa, como una hamburguesa simple en lugar de doble con tocino. Puede ser una pizza con más vegetales que queso. Puedes encontrar opciones menos dañinas e igual de rápidas.

Dejar a tus hijos en guardería

Este es otro de los sentimientos más comunes entre las mamás, no estar con sus hijos todo el tiempo y perderse de momentos importantes en su crecimiento.

Piensa que también le enseñas a tus hijos el valor del esfuerzo y dedicación. Intenta que cada tiempo que pases con ellos sea de calidad, hazte presente cada vez que puedas.

Es mejor poco tiempo y feliz, que mucho tiempo con una mamá estresada, frustrada y triste por su desarrollo profesional o porque falta dinero en casa.

Elige un buen lugar para tus pequeños, incluso pueden enseñarles actividades que quizá tú no sepas, ellos estarán con expertos, aunque si bien nada suple el cariño de mamá, ten presente que aprenderán cosas nuevas.

Tener arranques de histeria con tus hijos

Estás tan estresada que no puedes evitar gritarles a tus hijos, quizá se asusten tanto de ti y tú te sientas tan culpable después. ¡Respira!

Si sucede, observa tu comportamiento y explícale a tu hijo lo que pasó: “A veces la gente grita porque está enojada, pero eso puede hacer sentir mal a otras personas, lo siento. Hubiera sido mejor que te pidiera por favor que hicieras…'”

El amor es también pedir perdón. Pero si gritar se convierte en un hábito, quizá es momento de buscar ayuda profesional con algún terapeuta que te ayude a comprender el estrés que vives.

No darles todo lo que piden

Quizá te llegues a comparar con tus amigas que llevan a sus hijos a estimulación temprana, natación, clases de música, les dan todos los juguetes y la mejor educación, pero tu sueldo no te lo permite.

¡Respira otra vez! Lo más importante es educar a tus hijos con amor, algunas cosas son solamente para cumplir ciertas necesidades, no necesitas la carriola de miles de pesos, sólo transportar a tu bebé, incluso puede ser mejor un canguro.

Tampoco necesita todas esas clases, fomenta su creatividad con otras actividades y haz que haga ejercicio en algún parque con tu compañía. ¡Diviértanse juntos!

También puedes darles un premio de vez en cuando y cuando tus posibilidades te lo permitan. Además, le enseñarás el valor de esforzarse para conseguir lo que desean.

Ceder ante cualquier berrinche

Siempre dijiste que tú no serías de esas mamás que ceden ante cualquier berrinche para que deje de llorar. ¡Tranquila! Habrá momentos en los que no estés de humor para ponerte firme, si bien no hay necesidad de ser dura siempre, puedes optar por otras actitudes para evitar que tus hijos te controlen.

Pide ayuda en este tema y recuerda que educar a un hijo no es tarea fácil y no tienes que ser la mamá perfecta, sólo una mamá con mucho amor para su hijo.

¡Te entendemos! Y queremos que estés mejor.

Cuéntanos, ¿qué otras situaciones te hacen sentir culpable?

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
32