- Publicidad -

Consejos para no subir de peso en cuarentena

Fecha:

- Publicidad -

Foto: AndreyPopov / Depositphotos.com

El aburrimiento, la ansiedad y también el tener todo a la mano puede provocar atracones o comer de forma compulsiva, sobre todo entre comidas, así que el incremento de peso es uno de los riesgos del confinamiento si no se lleva a cabo un estilo de vida saludable.

No será fácil tener un régimen de disciplina combinado con actividad física, pero lo importante es hacer conciencia sobre la situación y poco a poco tomar medidas al respecto.

¿Qué está pasando en tu cuerpo? 

Cuando estás bajo una situación de estrés y ansiedad, tu cuerpo produce la hormona cortisol, la que hace reaccionar a tu cuerpo bajo una situación de amenaza o peligro, así que busca fuentes de energía, por eso se te antojan mucho los carbohidratos o “algo dulce”.

Pero bajo esta situación, lo más importante es mantener una alimentación equilibrada que aporten nutrientes al organismo necesarios para sobrellevar el confinamiento y para reforzar el sistema inmunitario.

¿Qué hacer entonces para no subir de peso y comer saludable? 

No pienses en la báscula 

No te preocupes si ya subiste un poco de peso o porque subas un poco en estos días, es normal y ya podrás tener un régimen más estricto cuando termine la cuarentena. El punto básico es no subir de forma exagerada en poco tiempo, ya que será difícil bajar después.

Arma horarios 

Quizá en estos días lo que más te haya costado trabajo es establecer una nueva rutina, sobre todo si solías comer a determinada hora debido a tus actividades y ahora cambia por estar en casa.

Así que lo primero que debes hacer es hacer un horario sobre a qué hora se desayuna, come y cena y sobre todo cumplirlo.

Sírvete porciones racionadas

Será inevitable comer entre comidas, tener a la mano el refrigerador en combinación con el estrés y la ansiedad, puede ser una gran tentación, así que prevén y sírvete siempre porciones racionadas. Si solías comer en un plato más grande, cámbialo por uno más pequeño.

Come siempre en un solo lugar

Cuando comas, hazlo siempre en una mesa, viendo y disfrutando su comida. Se recomienda no hacerlo frente a la televisión, tablets o celulares, ya que tu cerebro no se concentrará en los alimentos y la sensación de estar satisfecho tardará más en llegar.

Evita los alimentos procesados 

En la medida de lo posible, evita cualquier alimento procesado como los panes, jugos y bebidas carbonatadas, no sólo es lo que comes, también lo que bebes. El mejor consejo es no tenerlos en casa, así que cuando hagas el súper redúcelos o elimínalos de la lista.

Si no puedes “vivir sin ellos”, date el gustito el fin de semana para no sentirte tan mal o baja sustancialmente las porciones, menos de la mitad de lo que solías comer.

Para el antojo dulce 

Si las ganas por algo dulce te ganan, algunos alimentos como la zanahoria, el aguacate, las almendras y la canela podrían ayudarle, gracias a los nutrientes que los conforman y a las bajas calorías que se necesitan.

Bebe mucha agua 

¡Es súuuper importante mantenerte la hidratación de tu cuerpo! Pero eso sí, debe ser sólo agua natural, no incluyas jugos, ni bebidas carbonatadas. Si no puedes tomarla simple, agrega una rodaja de naranja o limón para darle otro sabor, pero sin azúcar.

Si puedes, haz ejercicio

Moverte no sólo te ayudará a mantener tu peso, sino también a reducir los niveles de ansiedad y a que tu cuerpo no se vea afectado por el confinamiento. No tiene que ser mucho tiempo, con un tutorial de 15 a 20 min diarios puedes hacerlo.

Otra forma es mantenerte [email protected] haciendo labores del hogar, jugando con tus hijos y procurando también un tiempo de meditación y relajamiento.

Ten a la mano otro tipo de alimentos 

En el caso de que no puedas más y necesites picotear, elegir las opciones más saludables, aquí te compartimos algunas

  • Manzana o pera al microondas con canela.
  • Guacamole.
  • Humus.
  • Palitos de zanahoria.
  • Palitos de pepino con picante en polvo.
  • Yogurt natural con semillas de chia, lino o sésamo.
  • Galletas caseras de avena.
  • Frutos rojos con yogurt natural.
  • Fresas con crema.
  • Tostada integral de atún con tomate, aguacate o para el antojo dulce de requesón con pera.
  • Fruta como naranjas y manzanas.

¡No estás [email protected]! Juntos nos cuidamos.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -