28.5 C
Mexico City
martes, marzo 31, 2020
- Publicidad -

Familias Compuestas: Los tuyos, los míos y los nuestros

Fecha:

Autor:

Categoría:

- Publicidad -

Foto: VaDrobotBO / Depositphotos.com

Las familias en general se enfrentan a diferentes retos diarios, sobre todo emocionales, que involucran el pasado de los padres y hasta de los abuelos. Cómo vivieron su infancia, enseñanzas y aprendizajes y cómo lo transmiten a las nuevas generaciones.

Pero, ¿qué pasa cuando hay casos diferentes a los que conocemos? Por ejemplo, las familias compuestas, cuando se forma una nueva pareja que de ambos lados ya tienen hijos y también tienen propios.

Retos a los que se suelen enfrentar este tipo de familias

  • Cada uno trae consigo una historia familiar y una forma de crianza. Así que, ¿quién pone las reglas?
  • Suele pasar que la pareja ya tiene rutinas y costumbres familiares establecidas y les cuesta trabajo establecer nuevas.
  • También existe la intromisión de cónyuges anteriores, algo que no le gusta a la nueva pareja.
  • Otro reto al que se enfrentan son discusiones económicas, ya sea por el tema de pensiones o por cómo son las prioridades en gastos.
  • Se le suma la autoridad para cada hijo, sobre todo cuando en un lado se permiten ciertas cosas y en el otro no.
  • Los hijos suelen sentirse excluidos y deprimidos porque se pierde la ilusión de que sus padres vuelvan a ser pareja.
  • Y en suma, a todos los miembros les cuesta adaptarse a una nueva rutina y a una nueva vida.

Consejos para tener armonía en una familia compuesta

Diálogo

Es súper importante dejar claros los roles parentales y las reglas. Hablarlo en pareja para que se establezcan a toda la familia. Quizá sea sencillo o no tanto, pero tendrán que aprender a ceder en algunas situaciones y cuando se pongan de acuerdo comunicarlo a todos los miembros de la familia.

Establecer límites claros

Esto implica hablar en pareja sobre las influencias que pudiera recibir la familia de cada lado, y que eventualmente cree dificultades en la crianza. ¿Hasta dónde permites que se involucren miembros ajenos en la crianza de tus hijos como abuelos?

En los límites también se encuentran los que se establezcan en el hogar. Qué límites pondrá cada lado y cómo comunicarlos a los hijos.

Estabilidad emocional

Comprender el proceso de cada persona dentro de la familia. Quizá algunos hijos se sientan cómodos con la nueva pareja y el proceso sea más fácil, pero también habrá casos en que los hijos se encuentren enojados o deprimidos, entender el proceso y no forzar la situación.

Es importante no darles la responsabilidad y la obligación de querer de forma instantánea a la nueva pareja, sino comprender y darles espacio para que vivan su proceso.

No forzar la relación

No debes forzar la cercanía o el dar y recibir afecto hacia el padrastro o la madrastra, esto suele darse poco a poco y se establecerá en cada caso el vínculo, ya sea de sólo respeto y una sana convivencia o el caso en el que lo ven como una segunda figura paterna o materna, sin dejar de lado el vínculo con su padre biológico.

Involucra a todos los miembros

Es recomendable permitir a los hijos desde el inicio involucrarse en la construcción de esa nueva familia. Que ellos también puedan dar su opinión en las reglas y convivencia, esto los hará sentirse involucrados y no con una autoridad impuesta.

Como consejo, háblalo por separado con tus hijos sin tu pareja, para que se sientan en la comodidad de decir todo lo que le molesta y cómo se sienten.

Asume tu situación actual

Quizá tengas una expectativa de lo que te gustaría que fuera tu nueva familia, pero la realidad puede ser muy diferente a la que estás imaginando, así que aprende a lidiar con la frustración, asumir tu situación y trabajar para que mejore.

Poco a poco

No fuerces la situación ni en dinámicas ni en cariño, las relaciones se dan poco a poco y de uno en uno. Paulatinamente irán descubriendo cómo llevar una mejor relación.

Busca ayuda

Ten presente que siempre puedes buscar ayuda profesional para adquirir nuevas herramientas, esto te permitirá tener una perspectiva diferente y poner en claro tu situación. Esta ayuda puede ser psicológica por medio de una terapia.

Consejos de manera individual

  • Establece una relación amistosa antes que una de autoridad con los hijos de tu pareja.
  • Habla cómo te sientes y lo que te gustaría con tu pareja de forma calmada.
  • Acepta que existe un ex en la relación, de ambos lados, y tendrás que verlo o verla en algunas circunstancias.
  • No te culpes de lo que pasa, todos los miembros son responsables de sus emociones. Trabaja en ti [email protected] primero y no te hagas responsable por lo que sienten los demás.
  • No te olvides de ti [email protected], formar una nueva familia lleva trabajo, pero de forma individual también estás viviendo un proceso. ¡Cuídate!
  • Ante una situación incómoda no prevista, háblalo con tu pareja en privado y lleguen acuerdos, eviten discutir frente a los hijos.

Está en ti elegir vivir con amor y con consciencia, hablar, comunicar, hacerte responsable de tus emociones y acciones, además de respetar la opinión y sentimientos del otro.

¡Tú decides vivir con armonía o en conflicto!

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -