Consejos para dejar de ser impuntual

0
869
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
11

La puntualidad te puede hacer ganar muchos puntos, en el trabajo, en tus proyectos y hasta en tu vida personal.

Además, recuerda que tu tiempo es muy valioso, pero también el de los demás y no respetarlo te puede hacer perder mucho más a ti.

Ser impuntual tiene que ver con cómo administras tu tiempo y actividades. Es cierto que para determinados eventos la “puntualidad” puede ser flexible.

Pero, si llegas a tiempo puedes obtener grandes beneficios, siempre.

Tipos de eventos

Formales: Entrada al trabajo, una cita de negocios, una cita de noviazgo, este tipo de eventos tiene poca flexibilidad, debes llegar a la hora que se te indica.

Informales: salida con amigos, comida con la familia, no hay un horario específico y la flexibilidad puede ser mayor, pero tampoco te conviene llegar demasiado tarde o ser demasiado flexible.

Flexibilidad: Son los que te dan un margen de tiempo, pero no una hora, son muy flexibles pero dentro de un rango.

Anticípate

Mantén organizado tu tiempo y tu agenda, ir quitando de tu lista pendientes lo más pronto posible.

Esto significa que aunque tengas “tiempo”, es necesario tener todo listo antes del día, como tu outfit, el cómo llegarás y cuánto te tardas, lo que implica también tomar en cuenta el tiempo en el que te arreglas o las situaciones que regularmente no tomas en cuenta como el estacionarte.

A todo eso, súmale media hora o 20 minutos más para acontecimientos que realmente estén fuera de tus manos.

Nunca te confíes de tener más tiempo

Si miras al reloj y piensas que tienes tiempo de sobra, en realidad no lo tienes, tampoco agregues más minutos a tu reloj si lo vas a recordar y lo sientes como un “colchón de tiempo”.

Pero no te confíes, en realidad es un pequeño truco para engañarte a ti mism@, pero no recurras a “tengo más tiempo en realidad”. En realidad no lo tienes.

No confirmes si no estás segur@

Confirmar tus eventos y asistencias es también parte del respeto a los demás. No canceles de último momento, ni digas que sí si no estás segur@ de que asistirás.

Organiza tu calendario y confirma o cancela lo más pronto posible, pero comprométete.

Recordatorios

Si eres de las personas olvidadizas que no recuerdan sus eventos con anticipación, utiliza la tecnología de tu celular para hacer pequeños recordatorios de actividades o pendientes y hazlos, ¡nunca postergues!

Olvídate de aplazar tu alarma

Si ya sabes que siempre llegas tarde, pon un horario en el que realmente te tengas que despertar y NUNCA aplaces esa alarma, levántate en cuanto te indique la alarma.

Nunca postergues

Con el argumento de “todavía falta” lo único que provocarás es llegar más tarde. Si te acordaste que tienes que hacer algo, hazlo en el momento en el que te acordaste si es posible, no lo postergues.

Planea

Esto implica preparar tus cosas un día antes, siempre, esto te evitará perder tiempo en organizar tu ropa, comida o actividades.

Sé realista

“Las personas puntuales saben realmente cuánto tiempo toma hacer algo. Los impuntuales, en cambio, realizan un pensamiento mágico“.

Por ejemplo si tienes una junta, el puntual sabe que tardará más de 15 minutos, pero en el impuntual piensa que le tomará sólo 5 y podrá hacer sus otras actividades rápido.

Recompénsate

Es importante resaltar tus propios logros, esto te ayudará a que no sea una transición tan pesada. Si llegaste antes, tómate un café con calma o hojea una revista. ¡Disfruta tu tiempo!

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
11