La actitud con la que enfrentas tus días puede definir tu vida

0
471
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
4

Tu comportamiento está dado por la actitud que tomas frente a sucesos en tu día a día, ¿cómo te comportas tú?

Esto quiere decir también que la actitud de una persona puede condicionar sus logros, relaciones personales, pero sobre todo la relación consigo misma.

Actitud: Conjunto de creencias y valores a lo largo del tiempo en la tendencia a actuar de determinada manera o acometer algún tipo de acción.

Es importante definir exactamente qué actitud tomas, esto te ayudará a conocerte, a mejorar y a responder asertivamente para un beneficio propio.

Actitud positiva

Es un esfuerzo por ver lo bueno frente a lo que pasa, la persona es optimista y procura hacer que esa mentalidad se contagie. Este tipo de actitud necesita disciplina, autoconocimiento, paciencia, pero sobre todo voluntad.

Actitud Negativa

Es el opuesto de la anterior, lo que sucede lo observa con pesimismo, no suelen tener claridad mental y también es altamente contagiosa.

Actitud pasiva o neutra

Es una persona que prefiere pasar desapercibida sin ofrecer ningún esfuerzo para alcanzar algún fin.

En otros momentos, procuran no tener juicios, pensamientos o demostrar emociones frente a un suceso, utilizando el argumento de la imparcialidad.

Actitud proactiva

Es un esfuerzo mayor para actuar, buscar nuevas estrategias para reaccionar o actuar, utiliza su creatividad para lograr lo que desea. Esto quiere decir que se enfocan en un objetivo y en los pasos para llegar a él.

Actitud reactiva

Son personas que ejecutan, pero que esperan órdenes o medios necesarios para actuar. Suelen sentirse frustradas ante el menor obstáculo y lo pondrán de pretexto ante la acción no hecha.

No suelen tener iniciativa y tienen muy poca confianza en sí mismas para realizar cualquier tarea.

Actitud emotiva

Está estrechamente relacionada a las emociones, entre las que se destaca el amor. Puede tener ventajas y desventajas, la primera porque muestra una sensibilidad humana para mejorar relaciones personales o hasta profesionales.

La desventaja se encuentra cuando una persona se deja llevar por sus emociones negativas.

Actitud racional

Es la actitud opuesta a la emocional, en la que usa la lógica y la razón para valorar los hechos, dejando de lado aspectos emocionales.

Actitud desinteresada

Es una persona que se enfoca en el beneficio a otras personas, suele ser poco frecuente porque regularmente existe un interés propio, incluso en obras altruistas.

Actitud interesada

Contrario a la anterior, suele ser más frecuente, esta actitud responde a necesidades individuales, no suele ser egoísmo, hasta que es llevada al extremo.

Es importante tener un interés propio que te lleven a metas personales, pero también es importante demostrar interés en las relaciones que te llevarán a conseguir esos resultados de forma honesta.

Actitud manipuladora

Puede llegar a ser muy sutil, ya que ni la persona que manipula, ni el manipulado suelen darse cuenta de lo que sucede. La persona manipuladora no suele reaccionar por sus propios medios, así que utilizan a otro para conseguir lo que desean.

Actitud integradora o colaboradora

Es una actitud que busca un bien común, una negociación en la que ambas partes o diversas partes encuentren beneficios frente a una situación.

En este sentido, será un apersona dispuesta ayudar para conseguir beneficios mutuos, trabajar juntos para un mismo fin.

Actitud agresiva

Es una forma de actuar que se mantiene “a la defensiva”, pueden ser pasivos o activos. Los primeros utilizando chantajes y los segundos con agresiones físicas y verbales.

Actitud asertiva

En esta actitud, la persona defiende sus opiniones y derechos de forma consistente, poniendo límites, escuchando a la otra parte, siendo flexible y respetuosa y con espacio para negociar sin ser agresiva.

Actitud permisiva

Es una actitud sumisa, es una persona demasiado flexible que permite pasar por encima de sus creencias, valores o necesidades con tal de complacer a otra persona.

Aunque podemos tener distintas actitudes frente a lo que nos pasa en el día a día, es importante reconocer cuál es la actitud que domina nuestro actuar, pensar en otra para beneficio propio. Recuerda:

“El tipo de actitud que demuestres ante la vida es lo que irá marcando tu vida.”

Con información de psicologiaymente.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
4