10.5 C
Mexico City
miércoles, noviembre 13, 2019
- Publicidad -

Consejos para superar una traición

Fecha:

Autor:

Categoría:

- Publicidad -

Cuando una persona te decepciona, rompe sus compromisos y promesas contigo, te sientes traicionado y ese sentimiento suele ser muy doloroso porque la confianza se rompe y tus expectativas terminan no cumpliéndose.

Dependiendo la traición, el recuperarse puede llegar a ser muy difícil. Puedes sufrir una traición con la pareja, un amigo, familia, compañeros de trabajo y hasta contigo mismo.

Los distintos tipos de traición tienen en común dos aspectos: la ruptura de un compromiso y la pérdida de la confianza.

Lo que se traicionan son los acuerdos y las expectativas, las ilusiones y las promesas. Y se puede traicionar con palabras y actos.

Así que te damos algunos consejos para superar una traición y no perder la confianza en las personas, no todas te traicionarán.

Analiza lo que pasó

No todas las decepciones son una traición, ya que muchas ocasiones son nuestras expectativas en la otra persona lo que nos provoca ese sentimiento de traición. Quizá esperabas que se comportaran de determinada forma o no aceptas su forma de ser.

Observa con otra perspectiva

Habla con alguien cercano para desahogarte o para escuchar otros puntos de vista y ver las cosas desde otra perspectiva, esto te ayudará a analizar el cotnexto y los motivos por los cuales ocurrió la traición.

Responsabilízate, pero no te culpes

En todos los conflictos humanos tenemos responsabilidad en lo que hacemos y decimos. Eso significa que quizá pusiste demasiadas expectativas en esa persona, que eran sólo tuyas y nada tiene que ver con el comportamiento de alguien más.

Es probable que tú también hayas cometido errores traicionando el compromiso con otra persona. Que hayas visto señales, pero que las hayas dejado pasar. Todo esto influirá en tomar responsabilidad en lo que te toca.

Pero eso no significa que te culpes. La responsabilidad es compartida, quien eres también puede estar sujeto a expectativas de alguien más. Mientras actúes con honestidad, debes estar tranquilo.

Realiza un proceso de duelo

En este proceso necesitas liberar emociones, como la ira o la tristeza, así que es importante tomarte un tiempo para llorar o para enojarte pero sin dañar a alguien más.

Quizá necesites ese tiempo para asimilar lo que pasó y despedirte de la imagen que tenías de esa persona antes de que la traición sucediera.

Acepta la situación

Cuando vivimos una situación dolorosa, lo que queremos hacer es desaparecer el dolor, evadiendo lo que pasó o simplemente dejando de pensar en ello.

Pero es importante que seas honesto, que aceptes la situación y no la evadas, que entiendas el aprendizaje que te dejó, qué debes mejorar y sobre todo que aceptando lo que te pasa con amor, te sientes más en paz y libre.

Habla con esa persona

Comunicarte no es pelear, quizá lo que necesites es saber qué pasaba en la mente de la otra persona o cómo se siente, sobre todo si es una persona cercana. Escucharla te hará entender qué la llevó a eso.

Perdona

No significa que al perdonar tengas que continuar con la relación o justificar la traición. Simplemente es no permitir que el resentimiento y el rencor acaben con tu calidad de vida. Deja de esperar venganza o la reparación del daño. Deja ir a esa persona, deséale el bien y sigue tu camino.

Busca ayuda

Si todo esto no te ayuda, y la tristeza y la ira acaban con tu calidad de vida, quizá sea bueno pensar en ayuda profesional. Una terapia te puede ayudar a entender lo que pasó, asumir responsabilidades, dejar de culparte y seguir tu camino.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -