18.8 C
Mexico City
- Publicidad -

Qué son las relaciones de fantasía y cómo identificar si tienes una

Fecha:

Autor:

Categoría:

- Publicidad -

Suelen decir que una relación de fantasía es una mentira, es sólo un trato basado en experiencias superficiales, sin compartir sentimientos reales, por lo que ambas personas creen que todo está increíble.

Lo que une a estas parejas es la co dependencia, pero sin tratar problemas, soluciones, dolores, tristezas, miedos, incluso reales alegrías. En suma, están en una zona de confort en la que no pasa nada.

La cercanía es física, pero no trabajan en la cercanía emocional, ya que tienen miedo a ser lastimados y también a lastimar a la otra persona con críticas, juicios o incluso opiniones que podrían no gustarles.

“La relación es tan superficial, que callan lo que necesitan y esperan del otro.”

Cómo identificar si estás en una relación de fantasía, aquí algunas señales:

  • Solo hablan de temas cotidianos y superficiales.
  • No suelen comunicar sus tristezas, alegrías, deseos o necesidades reales.
  • Se resignan en la relación, no por decisión propia, sino por miedo a quedarse solos.
  • Solo hay presencia física, pero no cercanía emocional.
  • Tienes miedo a perder tu libertad e identidad.
  • Te aterra la crítica, la burla o el rechazo de tu pareja si le comunicas lo que sientes.
  • Aunque hay cercanía, hay cierto aislamiento, frialdad y falta de compromisos.
  • Sueles tomar distancia cuando empieza a haber una cercanía emocional.
  • Te sueles sentir en una relación segura, pero vacía.
  • Le cuentas tus problemas a otras personas, pero nunca a tu pareja.

Qué hacer para mejorar la relación

  • Reconozcan que hay diferencias entre ustedes y entiendan que eso los hace únicos.
  • Aprendan a amar sus emociones, así sean negativas, esto los hará fuertes y no vulnerables.
  • Acepta a la otra persona como es, porque en una relación de fantasía no sólo tienes miedo de ser criticado, sino también de descubrir que esa persona no es lo que esperabas.
  • Comuníquense frecuentemente, pero no solo temas superficiales, también deseos, anhelos, fantasías, problemas, emociones.
  • Ejerzan la empatía, escuchar al otro de forma consciente y tratar de ponerse en sus zapatos.
  • Deja de querer cambiarte, de no aceptarte, al hacerlo también aprenderás a aceptar a los demás.
  • Busquen acuerdos comunes y comprométanse a cumplirlos.

Cuéntanos, ¿tú vives una relación de fantasía?

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -