Consejos para no ver el divorcio como la única solución

0
2597
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
3

El divorcio es mucho más común en la actualidad, algunos casos son justificables y hasta necesarios, pero hay otros en los que quizá basten algunas acciones para lograr cumplir la promesa “para toda la vida”.

Falta de comunicación, aburrimiento, infidelidades, intolerancia, tristeza, son muchas las razones por las que una pareja decide divorciarse.

¿Se puede hacer algo antes de llegar a este punto? Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a darle una segunda oportunidad a tu matrimonio.

Hay mucho trabajo individual, pero recuerda que ambos deben poner de su parte para logarlo.

Por qué seguir juntos

Existen muchas razones, porque todavía existe cariño, por los hijos, por que no se sabe estar solo.

Analiza muy bien el porqué quieres seguir con tu pareja, si no es realmente necesario como el divorcio ya sea por violencia o infidelidad.

Todas las razones son válidas, pero debes estar plenamente consciente por qué quieres continuar con tu pareja.

Comunícate asertivamente

Trata de comunicarte con tu pareja sobre cualquier tema pero de forma calmada, procura evitar hacerlo cuando estés enojada o triste.

Esto te ayudará a decir las cosas de forma más asertiva, procura comenzar con algo bueno, decirle lo que piensas y terminar con una propuesta positiva, siempre positiva.

Escucha

Quizá pienses que del otro lado no hay razones por las que se sienta mal, pero te sorprendería saber que también puede sentirse triste o enojado.

Es probable que sea más difícil que te lo diga, pero puedes comenzar dándole la apertura de escuchar y respetar sus sentimientos.

Respeta a tu pareja

Esto está ligado a la tolerancia a ceder un poco en lo que sientes y comprender qué siente el otro, aunque no estés de acuerdo, esto te abrirá las puertas para entender su comportamiento.

No maltrates

No se debe herir al otro con las palabras, se sugiere en vez de imponer y exigir, tampoco des por hecho lo que el otro siente o piensa, es necesario preguntarle y respetar sus sentimientos.

Enfrentar las dificultades en el momento

Muchas veces dejamos pasar acciones o actitudes restándoles importancia, pero poco a poco se van acumulando al grado de terminar explotando en el momento menos oportuno.

Trata de comunicarle a tu pareja cómo te sentiste, recuerda que ni tú ni él son adivinos, esto ayudará a evitar que lo vuelva a hacer.

Dedícale tiempo a tu matrimonio

Aunque sean pocos momentos, hagan algo juntos que sea sólo suyo, sin familia, sin amigos, sin hijos, solamente ustedes dos, ya sea cenar juntos, ir al cine, platicar.

Mantén encendida la pasión

El sexo es también causa frecuente de divorcio. En algunos casos, la mujer no se siente con “ganas” debido a enojos. Traten de arreglarlo antes y disfrutar de los beneficios de tener una pareja estable.

Cumplan sus promesas

Es muy fácil darse por vencido ante promesas hechas, por mínimas que sean como el lavar los platos o ir a recoger a los niños. Siempre que prometan algo, cúmplanlo, de ambos lados.

No a las opiniones ajenas

Una cosa es pedir consejo, pero otra es permitir que te digan qué hacer en tu matrimonio. Recuerda que es sólo de dos, nadie tiene el derecho de decidir por ambos.

Dale el lugar a tu pareja

También en este sentido, nos dejamos llevar por las opiniones de los demás, pensando en otros antes que en tu pareja. Por muy equivocada que pueda estar, recuerda que es tu elección.

Quizá no estés de acuerdo en lo que hace, pero “estar a favor de las opiniones de otros” no ayudará a que tu relación mejore.

Perdona

Perdonar no significa olvidar lo que pasó o que no habrá consecuencias. Perdonar es dejar de sentir ira o enojo por esa otra persona.

¿Cómo? Cambiando pensamientos, en lugar de pensar en todo el daño que te hizo, pensar en todo el bien que te ha dejado.

Aunque haya heridas sin sanar y no se olviden las ofensas, el principal objetivo del perdonar es no sentir rencor, ira o enojo.

Sonríele

Cuanto puedas y toooodo lo que puedas, una sonrisa puede mejorar cualquier momento, piensa en lo bueno que te ha dado y sonríele.

Interésate por tu apariencia

Esto es un tema personal, si te sientes bien contigo misma, eso ayudará a transmitírselo a tu pareja. Tu inseguridad en cómo te ves y te sientes también se comunica en tus gestos y actitudes.

Acepta a tu pareja como es

A lo largo de los años puedes pensar que tu pareja cambió mucho, en realidad quizá siempre fue como es, pero intentaste tapar eso que te molestaba o negarlo.

Recuerda que ni tú tendrás el mundo que deseas ni el mundo tendrá a la persona que quiere de ti. Acepta que hay cosas que no cambiarán, pero cambia las que sí puedes.

Tengan objetivos en común

Cuando se tienen un objetivo en común: una casa, hijos, un viaje, y trabajan juntos para lograrlo, les dará satisfacciones grandes de ayuda, de complicidad, de que juntos pueden lograr lo que se desea.

Por eso es importante comunicar sus sueños y esperanzas no como una exigencia, sino como una forma de logarlo juntos.

Poco a poco

Cambiar ciertas actitudes no se da de la noche a la mañana, así como esperas paciencia de tu pareja, también debes tenérsela.

Terapia

No descartes la terapia de pareja, les será de utilidad para resolver los problemas con la ayuda de un mediador neutral.

No descartes el divorcio si la situación es insoportable e insostenible, a veces una separación a tiempo es lo mejor, pero que te quede la satisfacción de haberlo intentado.

¡Suerte!

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
3