- Publicidad -

Conoce qué es el “iceberg del enojo”, qué hay oculto en esa emoción

Fecha:

- Publicidad -

En ocasiones terminamos explotando ante una situación, pareciera que es la “gota que derrama el vaso”, reaccionamos molestos, con ira, pero quizá no te has dado cuenta que detrás de ese enojo hay mucho más.

Este tipo de reacciones no surgen de la nada, son el resultado de varios momentos que se van acumulando y que en su momento no superaste y que traes cargando haciéndote daño, en muchos casos, sin darte cuenta.

El enojo tiene muchas emociones como dolor, tristeza, decepción, culpa, miedo, preocupación, entre otras emociones escondidas y en la superficie lo que mostramos es enojo, de ahí el término “iceberg del enojo”.

Qué es el enojo

El enojo es un sentimiento de frustración, protesta y desagrado con algo que nos parece injusto y doloroso.

Las personas experimentan alrededor de 20 situaciones de enojo por día, aunque sean mínimas, esta es una emoción natural y normal cuando se expresa de forma controlada, ya que nos ayuda a comunicar lo que nos desagrada o parece injusto.

También se conoce que el enojo es una emoción secundaria, ya que suele ser el resultado de otra emoción como frustración, dolor, miedo, rechazo o tristeza, este tipo de emociones pero suelen ser vistas de forma más vulnerable, por lo que tendemos a reaccionar con el enojo, una emoción que aparentemente nos hace menos frágiles.

Por qué el “iceberg”

Es una analogía relacionada a este tipo de fenómenos naturales, ya que cuando miramos un iceberg sólo podemos ver 10 %, debido a que la mayor parte de él se encuentra debajo del agua.

Con el enojo suele pasar algo similar, llegamos a esconder otras emociones y lo que sale a la superficie es meramente el enojo.

Piensa en la última vez que te sentiste enojado, quizá haya otros sentimientos a los que no le hayas puesto atención.

Cómo te afecta el enojo

El enojo afecta nuestros pensamientos, cuerpo y comportamiento. En el primer caso hacemos interpretaciones mentales de un evento, ponerle “de nuestra cosecha” y hacernos más daño. En tu cuerpo, puedes sufrir reacciones físicas intensas que también influyen en tu comportamiento dañando a alguien más.

Entender esto te ayudará a que sientas más empatía con tus emociones, que las analices, superes, entiendas, todo ello en un afán de dejar de buscar fortaleza, cuando lo que necesitas es mostrar vulnerabilidad para pedir ayuda.

De qué manera expresar tu enojo de forma apropiada

El enojo contiene energía y toda energía debe ser expresada. Respira profundamente, reconoce que estás enojado, examina la situación, quítale importancia a lo que le estás dando de más, dale importancia a tus valores y objetivos, tómate un tiempo antes de mostrar tu molestia.

Eso sí, no olvides expresar que estás molesto, pero cuando te sientas más relajado, puedes incluso escribir todo lo que sientes, será terapéutico y quizá la otra persona no reaccione de forma inesperada, lo que te haga sentir más tranquilo.

Evita en todo momento gritar, golpear, insultar, tirar cosas con la intención de herir, guardar rencor, porque aunque dañes a la otra persona, en gran escala a quien dañas mucho más es a ti mismo.

Por qué algunas personas se enojan más que otras

Las personas que se enojan con facilidad, suelen tener baja tolerancia a la frustración, esto se puede deber a un factor genético o fisiológico, también son comportamientos aprendidos, sobre todo de las figuras paternas.

Otro factor está relacionado a la manera como se nos enseña a lidiar con el enojo, ya que se considera algo negativo y tendemos a reprimirlo, causando después una explosión inadecuada en el momento inadecuado, aunque tengamos razonespara hacerlo.

ES MUY IMPORTANTE conocer tus emociones y no reprimirlas, al conocerlas podrás reaccionar de forma acertiva y también a desahogarte para que no te conviertas en una “olla exprés”, seas más feliz y estés en paz.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -