Cómo hacer yoga en la oficina para liberarte del estrés

0
3693
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Hacer yoga es una actividad relajante que te puede ayudar a reducir el estrés y mantenerte en un sano equilibrio.

Lo mejor es que puedes hacerlo en la oficina, así que no hay pretextos para comenzar una rutina que te puede traer grandes beneficios.

Beneficios

Te ayudará a concentrarte mejor, te ayudará a tu memoria, a dejar a un lado el estar sentada tanto tiempo y a evitar el desgaste corporal tano como mental.

Evitará el dolor de espalda, ansiedad, una mala postura y mucho sueño al final de tu jornada.

¡Haz parte de tu rutina el yoga de manera sutil! Te decimos cómo

La respiración es muy importante

Es una práctica que puedes usar incluso en tu escritorio con una respiración diafragmática por algunos minutos.

Consiste en una respiración muy parecida a la de los bebés, inflar tu estómago (respirando por la nariz) sin subir los hombros y exhalar el aire por la boca.

Incluso puedes hacerlo antes de entrar a una junta, llena tu mente de pensamientos positivos y que te hagan feliz mientras lo haces.

Meditación con respiraciones cortas

Disminuye el estrés, mejora la concentración, la memoria y la capacidad para realizar diversas tareas al mismo tiempo.

Para lograrlo, siéntate en un lugar cómodo con ambos pies sobre el piso, comienza con la respiración diafragmática, pon tus manos sobre tus piernas con las palmas hacia arriba.

Cierra los ojos, relaja tu cuerpo y haz una leve sonrisa, respira profundamente y concéntrate en ello, como si suspiraras de alivio.

Establece un ritmo cómodo de respiración, cuenta tus respiraciones de atrás hacia adelante, desde 10 hasta 1.

¡Levántate de la silla!

Al menos cada media hora durante dos minutos, estírate, apóyate agarrándote de tu silla o escritorio, coloca tu peso sobre tu pierna izquierda.

Coloca tu pie derecho sobre tu muslo izquierdo por encima de la rodilla en una
figura de cuatro.

Exhala a medida en que te sientas, tan profundamente como te sea posible sin sentir incomodidad. Repite del otro lado.

Variación de la postura del gato

Estas posturas necesitarán un poco de espacio, puedes buscar un sitio tranquilo donde puedas hacerlo o pedirle comprensión a tus compañeros. Quizá puedan hacer la rutina juntos.

  • Sentada con los pies firmes en el piso, coloca tus manos en las rodillas, con los brazos relajados.
  • Inhala y lleva tu pecho hacia adelante, arqueando tu espalda. Para perfeccionar la postura, imagina que tu cabeza quiere tocar el techo.
  • Tus hombros, ligeramente hacia atrás y hacia abajo, lleva tu mirada hacia el techo.
  • Exhala, lleva el pecho hacia adelante y arquea la columna hacia abajo, dirigiendo tu mirada al piso.

Estiramiento lateral

Relaja aquellos órganos cerca de los costados del cuerpo.

  • Siéntate derecha con ambos pies firmes en el piso, pon tu mano izquierda junto a tu cadera sujetando y presionando el borde de la silla.
  • Levanta tu brazo derecho, lo más arriba que puedas y con la espalda recta inclínate un poco hacia la izquierda, tu brazo derecho por arriba de tu cabeza. Debes sentir cómo tu costado derecho se estira. Mantén la postura dos exhalaciones.
  • Ahora, con el brazo izquierdo por arriba, mientras, el brazo contrario sujeta el borde derecho de tu silla.

Aquí te compartimos algunos videos que te será de mucha ayuda.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo