Cómo afectan las hormonas femeninas el estado de ánimo y cuándo preocuparse

0
986
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
11

Hay días en los que reaccionas demasiado irritable sin “razón aparente”, estás demasiado deprimida o muy ansiosa, tanto que afecta tu relación con tu pareja, familia o compañeros de trabajo. 

Quizá sea un problema hormonal que debes atender, no lo tomes a la ligera.

¿Qué son las hormonas?

Son sustancias secretadas por glándulas del cuerpo y algunas regulan la actividad de otros órganos.

Pero las que más se relacionan con los cambios de humor son las hormonas sexuales, sobre todo en las mujeres.

Estas hormonas se relacionan con el ciclo hormonal o ciclo menstrual, por eso hay mayores cambios de ellas durante el mes en las mujeres.

Cambios de humor

Según algunos estudios, el comportamiento de una mujer puede cambiar de acuerdo a la etapa hormonal en la que se encuentre, como la ovulación.

Entonces, el comportamiento o “humor” de una mujer puede cambiar en esta etapa, sin que necesariamente haya llegado la menstruación.

El estado de ánimo se relaciona con los estrógenos y progesterona, ya que durante las dos primeras semanas después de la regla, los niveles de estrógenos en tu cuerpo aumentan.

En la fase folicular, estas hormonas aumentan la libido y hacen que te sientas enérgica, optimista, dinámica, atractiva y de mejor “humor”.

A la mitad de ciclo ocurre todo lo contrario. En la fase lútea, la progesterona se convierte en la hormona más abundante en tu cuerpo.

Se encarga de preparar y revestir el interior del útero para acoger el embarazo en caso de haber fecundación, lo que provoca hinchazón, retención de líquidos y aparición de gases. También produce cansancio.

Por lo que en esta etapa, es común sentirse triste y con ganas de ser “mimada” durante las dos semanas previas a la menstruación.

Pero hay que estar conscientes que no todos los cambios de humor son culpa de las hormonas.

Cuándo hay que preocuparse

Durante su vida reproductiva, los cambios hormonales en la mujer se relacionan con su sistema endocrinológico, dichos cambios pueden afectar su estado de ánimo.

Esto se debe a que las hormonas provocan acciones relacionadas con las neuronas que inciden en el ánimo.

De esta manera, las descargas hormonales tienden a causar alteraciones emocionales provocadas por la información transmitida de neurona a neurona.

Algunas mujeres, experimentan desasosiego, irritabilidad, insomnio, ansiedad y depresión.

Estos cambios son normales, pero si existe una carencia significativa de serotonina, producirá estados marcados de ansiedad, obsesión, irritabilidad, nerviosismo, tristeza, depresión, mal humor, aislamiento y baja autoestima.

Estos síntomas suelen aparecer los diez días previos a la menstruación y a ellos se suman el dolor de cabeza, la retención de líquidos, el aumento de peso, los problemas en el descanso nocturno y un deseo de comer en exceso.

También es importante estar alerta a la depresión durante la menopausia y el post-parto, en especial en aquellas personas que ya sufrieron esta enfermedad en otro punto de sus vidas.

Es por ello que es recomendable hacer ejercicio durante estos momentos de cambios hormonales, ya que la actividad física produce la secreción de las endorfinas que son las hormonas relacionadas con el bienestar psicofísico y con el placer.

Especialistas

Si tus cambios de humor vienen de la nada o te sientes triste, deprimida días previos a tu ciclo sin causa aparente.

Tienes episodios de irritabilidad, tienes problemas con tu pareja, con tus compañeros de trabajo, con tu familia, quizá sea momento de visitar a un especialista.

Consulta con tu ginecólogo y también con un endocrinólogo cuando estos cambios en tu ánimo resulten fuera de lo normal y afecten tu calidad de vida.

Estudios

En ocasiones, es necesario hacer un perfil hormonal femenino, es un estudio de sangre que permite estudiar las hormonas que “trabajan” en el funcionamiento de los ovarios.

Cuando el ginecólogo detecta o sospecha de algún desajuste hormonal, pedirá estos análisis para saber exactamente qué está causando desestabilidad en el organismo.

Por ejemplo, si has tenido problemas para lograr un embarazo o tienes algún tipo de anomalía en tus ciclos menstruales.

Con este estudio, se analizan hormonas como Estradiol, Progesterona, Prolactina, Foliculoestimulante (FSH) y Luteinizante (LH), que permiten dar un panorama amplio de las funciones que realizan cada una, y de esta manera el médico podrá sugerirte un tratamiento adecuado.

No tomes a la ligera tus cambios de ánimo. ¡Ámate y cuídate!

Con información de Infobae/miarevista/Forbes

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
11