Cómo responder las preguntas incómodas de tus hijos pequeños

0
5748
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
71

Algunas preguntas de la nada y espontáneas de los pequeños nos pueden meter en problemas, sobre todo porque pensamos que responderlas puede acabar con su niñez.

Nada más alejado de la realidad, responder con la verdad siempre es lo mejor, pero también puedes hacerlo de manera creativa y en un lenguaje que entiendan.

¡Estos son algunos consejos!

“¿Cómo se hacen los bebés?”

No tienes por qué entrar en detalles, pero puedes explicarle que cuando dos personas se aman, se besan y abrazan de forma distinta al resto.

Entonces, papá pasa su célula a mamá que se une a su célula. Luego esa pequeña celulita crece y crece hasta convertirse en un bebé que después nace.

Si te pregunta más, puedes comenzar hablándole entre las diferencias entre un hombre y una mujer. No tengas miedo de utilizar palabras como pene, testículos, vagina y útero.

“¿Me voy a casar con mamá/papá cuando sea grande?”

Con cariño hay que decir “no“, explicarles que cada uno ocupa su propio papel en la familia y el amor que se tienen va a ser muy diferente al que sentirá por quien será su esposo/esposa.

“¿Por qué peleas con mamá/papá?”

A veces los hijos se sienten culpables de su enojo. Explicarles sobre las emociones humanas, les ayudará a entender las suyas y las de otros.

Es importante que les digas que las personas a veces se sienten tristes, felices o enojadas, les puedes decir cuáles son las reacciones a esos sentimientos

También es muy importante que les digas que no por eso dejan de amarse, que son sólo momentos en los que no están de acuerdo.

“¿Por qué esa mujer está gorda”?”

Seguramente has sentido mucha pena con estas preguntas cuando la otra persona se da cuenta, pero no lo regañes con intolerancia.

Puedes explicarle que no todos son iguales, que hay diferencias entre las personas y que hay ciertas palabras que pueden hacer sentir incómodas a las personas.

Dile que si necesita hacer una pregunta no siempre es necesario señalar con el dedo, explícale que es mejor preguntar cuando estén solos por respeto a las otras personas.

“¿A quién quieres más? ¿A mi hermano/a o a mí?”

Explícale que el amor es tan grande por los hijos que no se puede medir, por eso el amor se expresa de diferentes formas, esa es la razón por la que hablas o tratas distinto a sus hermanos.

Pero deja claro que no se trata de una medida, ni un más o menos.

“¿Me va a hacer daño el doctor”?

Explícale que hay situaciones incómodas que no nos gustan, pero que son necesarias. Que puede sentirse asustado y expresarlo, no se le tratará mal por eso.

Enfatiza que el doctor no le hará daño, es parte de su trabajo combatir lo que sí le puede hacer daño. Dile que a veces, no siempre, dolerá un poco, pero después pasará y se sentirán mejor.

“¿Voy a morir? ¿Tú vas a morir?”

Explícale el proceso de la vida, desde que naces, creces y mueres, que todos pasaremos por eso, pero que la vida es tan maravillosa que hay que disfrutarla con todas las sorpresas y emociones.

“¿Por qué vas a trabajar y me dejas?”

Dile cuánto quieres quedarte con él, que lo amas mucho, pero que hay momentos en los que tienen que separarse por algunas horas para hacer sus actividades.

Así como él irá a la escuela, tú tienes que ir a trabajar, que la paciencia es parte fundamental de la vida y que el saber esperar también trae grandes recompensas.

Y lo más importante, no hagas promesas que no vas a cumplir y si las haces, cúmplelas como traer un dulce o llevarlo a algún lado para compensar tu ausencia.

“¿Tú lo sabes todo?”

Explícale que no, que habrá respuestas que no conoces, pero que juntos pueden averiguarlas y aprender juntos.

Que no necesita saber todas las respuestas, pero sí estar abierto a preguntar a quien las conoce o investigarlas.

Dile que admitir que no lo sabes todo, te puede hacer mucho más sabio que el tener todas las respuestas.

Consejos prácticos:

  • Respuestas sencillas y sin palabras complicados que ni tú mismo entiendas.
  • Buscar respuestas juntos si las desconoces, prueba algunas fuentes amenas como libros para niños, el Internet no siempre es la solución.
  • ¡No le mientas! Puede encontrar la respuesta en otros lados y sentirse engañado y no volver a confiar en ti.
  • No lo ridiculices mostrando superioridad o utilizando palabras denigrantes.
  • No enfatices tanto lo pequeño que está y que no puede saberlo, sólo hará que quiera crecer más rápido.
  • Si son preguntas muy incómodas, indaga con otra pregunta por qué quiere saberlo, quizá no sea tan grave o descubras algo más allá.
  • Bríndale seguridad para que confíe en ti respondiendo amablemente y con cariño.

¿Tú tienes algún consejo? ¡Nos encantará leerlo! 

Con información de genial.guru

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
71

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here