Qué hacer cuando tu bebé llora demasiado

0
290
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Si tu bebé ya comió, ya durmió, no tiene fiebre y sigue llorando, pero no sabes por qué, esta información es para ti.

El llanto es la forma que tiene tu bebé de comunicarse contigo, quizá sea algo tan insignificante como que le molesta un calcetín hasta algo más complejo como que tiene reflujo o algún otro padecimiento más grave.

Todo esto se comunica a través del llanto. Procura tener paciencia y poco a poco irás reconociendo qué necesita tu bebé.

Estas son algunas razones más por las que podría estar llorando, más allá de sueño o hambre.

  • Tiene problemas de estómago (gas, cólico o reflujo)
  • Necesita eructar
  • Tiene el pañal sucio
  • Quiere estar contigo para sentirse seguro
  • Tiene demasiado frío o demasiado calor
  • Algo pequeño le molesta como un calcetín o una etiqueta
  • Le están empezando a salir los dientes
  • Se siente abrumado con tanta estimulación
  • Se siente aburrido sin estimulación
  • Está a punto de enfermarse o está enfermo (llama al doctor)

Aún con esta guía, es probable que no distingas la razón de su llanto. Si notas algo fuera de lo normal, llama a su pediatra, te sentirás mejor y recibirás atención de un experto.

También puedes realizar algunas acciones para calmarlo:

Cuídate a ti misma

Una mamá relajada o más tranquila, es lo que necesita tu bebé. Trata de tomar descansos para cuidar a tu bebé, esto te mantendrá con más energía para esos momentos en los que no para de llorar.

Mantenlo cerca de ti

Quizá lo que necesite es sentirse seguro y mamá representa esa seguridad, amor y comodidad que tenía cuando estaba en tu vientre.

Ayúdalo con sus problemas del estómago

Puedes hacerle masajes para ayudarlo a expulsar gases, consulta con tu pediatra los movimientos adecuados para ello o el tratamiento en su caso.

Cántale

Tu voz y los latidos de tu corazón lo reconfortan, trata de cantarle mientras lo arrullas, esto también será algo relajante para ti.

Déjalo succionar

Si eres partidaria del chupón, puedes intentar hacerlo o si estás amamantando déjalo succionar aunque no tenga hambre, esto los reconforta y verás que al poco rato se quedarán dormidos.

Prueba quitándole o poniéndole ropa

Quizá tengan calor o frío o les moleste alguna textura de la ropa que traen, puedes intentar esto e ir experimentando.

Deja que escuche sonidos rítmicos

Sonidos rítmicos y repetitivos como el sonido del mar, pequeños golpes o el típico “sh, sh”, pueden ayudarlo a relajarse.

Un paseo

Quizá un paseo en carriola o con porteo sea suficiente para que se quede dormido, el movimiento y aire fresco pueden ayudarte a ti también.

Báñalo con agua tibia

Un baño con agua tibia lo relajará y calmará un poco, incluso si tiene cólicos. Pero si todavía no disfruta mucho el baño, considera otras opciones.

Llama a una amiga o familiar y pídele consejo

A la que más confianza le tengas y también compartas el mismo estilo de vida y de crianza. Ya que si lo haces con alguien que te pueda hacerte sentir juzgada, es probable que sólo logres sentirte más estresada.

Respira hondo varias veces

Esta es sólo una etapa y conforme pase el tiempo tendrás otras actividades y otros retos. Ten paciencia y respira profundo, recuerda que ya pasará.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo