Cómo lograr el maquillaje de ojos ahumados

0
10064
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Ya sea que tengas que asistir a una reunión elegante o a una fiesta, crear unos ojos ahumados puede añadir un poco de dramatismo sofisticado a tu mirada.

En la página wikihow.com encontramos pasos rápidos y fáciles para lograr ojos ahumados clásicos y dramáticos.

Paso 1: Elige tus colores

Se puede utilizar cualquier color para crear los ojos ahumados, aunque necesitarás al menos tres tonos similares de la misma gama. Los ojos ahumados clásicos se elaboran con los colores negro y gris, pero también se usan con frecuencia el bronce y el marrón.

Los ojos verdes se ven especialmente bien con el ahumado de color plomo y ciruela, mientras que los azules resaltan con el color dorado o cobre; por último los ojos marrones van muy bien con los tonos de azul marino y plomo.

Debes elegir tres tonos de cada color: un color claro y cremoso, un color de base media y un color ahumado oscuro.

No elijas colores que sean muy brillantes o si tienes una piel muy clara, evita los colores muy oscuros. El objetivo es que los ojos ahumados acentúen tu hermoso rostro, no que desvíen la atención de él.
Anuncio

Paso 2: Utiliza los implementos necesarios

Los polvos sueltos te proporcionan la mejor capacidad de mezcla, una característica necesaria para crear unos ojos ahumados excelentes. También puedes utilizar polvos compactos o sombras en crema, pero para obtener el mejor acabado, utiliza las sombras sueltas.

Utiliza un delineador de color negro intenso para acentuar los ojos ahumados.

Tienes las opciones de usarlo en lápiz, crema o líquido; cualquiera de ellos servirá muy bien. Los delineadores líquidos y en crema proporcionan un acabado bastante liso, mientras que el lápiz crea una apariencia más suave y difuminada.

Utiliza brochas de maquillaje de buena calidad. Si utilizas brochas sucias, viejas o en esponja, obtendrás una apariencia embadurnada sin combinar.

La mejor brocha de maquillaje para crear ojos ahumados es una brocha de sombras curva, redondeada en la punta. Estas se pueden encontrar en muchas tiendas de insumos de belleza.

Ten un corrector y una prebase de ojos a fin de preparar tus párpados antes de aplicar el maquillaje de ojos ahumados. Utiliza una brocha de corrector para aplicarlos.

Paso 3: Aplícate el maquillaje para rostro

Antes de crear tus ojos ahumados, debes elaborar tu paleta neutral. Aplica un corrector debajo de los ojos y en las partes negras o rojas y luego aplica encima una base en polvo para sellarlo.

Puedes aplicar rubor o polvos bronceadores a tu rostro para agregarle dimensiones. Si usas polvo bronceador, espárcelo hacia la profundidad de tus mejillas con una brocha grande y esponjosa.

Si usas rubor, incorpóralo en tus pómulos. No olvides aplicarlos lo más ligeramente que puedas para obtener la apariencia más natural posible.

Paso 4: Aplica tu iluminador

Este es el tono más claro de las sombras. Utilizando tu brocha de sombras, aplícalo en toques en la esquina interior del párpado, tanto en el superior como el inferior. Asimismo, espárcelo directamente debajo de tus cejas, desde el inicio hasta el final.

Paso 5: Aplica el tono medio

Toma un poco del tono de sombra medio y espárcelo sobre todo tu párpado móvil. No te olvides de mezclarlo en la esquina interior de los ojos con el iluminador para que no haya una división pronunciada entre los dos colores. Aplícalo hacia arriba solo hasta el pliegue natural de tus párpados y no hasta llegar al iluminador que está debajo de tus cejas.

Paso 6: Empieza a añadir el color más oscuro

Comienza en el extremo exterior del ojo y espárcelo en forma de “C” (desde el borde de tu cara) hasta la mitad de la línea de pestañas, retrocede y luego avanza hasta la mitad del pliegue del párpado.

La parte más oscura siempre debe ser la zona de la esquina superior de tu línea de pestañas. Cuando quieras aplicar más sombra oscura, comienza en esta zona y ve hacia adentro o hacia arriba.

No esparzas la sombra hasta muy adentro. Es mejor que la mitad o un tercio de tu párpado interior no tenga sombras oscuras; así tus ojos se verán más abiertos y brillantes.

Para añadir una apariencia dramática al maquillaje de ojos ahumados clásico, esparce la sombra oscura hasta un punto (con la forma de “<” en vez de una “C”), con dirección al final de tus cejas. Cerciórate de que la zona más oscura siga siendo la esquina exterior de la línea de pestañas.

Esparce un poco de la sombra oscura debajo del ojo, en el párpado inferior. Nuevamente comienza en la esquina exterior y lleva el color solo hasta la mitad. Esto ayudará a equilibrar la oscuridad arriba de tus ojos.

Paso 7: Mezcla las sombras

Limpia tu brocha de sombras con un limpiador de brochas, o con un champú o jabón de rostro y agua. Sécala con una toalla o un trapo limpio, barriéndola rápidamente de atrás hacia adelante sobre la tela. Después, utilízala para mezclar todos los colores.

Empieza mezclando los colores más claros. Asegúrate de que el color medio (párpado móvil) no tenga una división rígida con el color oscuro (pliegue). Mueve la brocha suavemente en forma de “C” sobre la zona en la que estos dos colores se encuentran para que creen un efecto de sombra uniforme.

Mezcla la sombra oscura del pliegue del ojo hacia el exterior, en dirección al hueso de la ceja. Este debe difuminarse suavemente en tu piel y no debe sobreponerse mucho al iluminador que colocaste debajo de tus cejas.

Paso 8: Añade tu delineador de ojos

Si quieres conseguir una mirada felina uniforme, lleva tu delineador desde el extremo interior de la línea de pestañas hasta el final de tu ceja.

Termínala en una línea estrecha un poco antes del extremo de tus sombras (donde la parte oscura se encuentra con el área sin sombras).

Para obtener una apariencia difuminada, dibuja una franja gruesa sobre tu línea de pestañas y luego, utilizando la punta de tus dedos o una brocha de sombras pequeña, frota para difuminar y hacer la línea borrosa.

Para agregarle un toque más dramático a los ojos ahumados, delinea tus ojos al ras de las pestañas.

Utiliza tu delineador para dibujar una línea en el borde interior de tus ojos, situado directamente debajo de tus pestañas superiores y encima de las inferiores. Esto puede ser difícil para algunas personas pues requiere que utilices un delineador muy cerca de tu globo ocular.

Delinea el borde interior de tu línea de pestañas más cercano a tu lagrimal, al costado de la nariz, con un lápiz blanco. Esto ayudará a que tus ojos resalten y a que no pierdan el brillo incluso con todo el difuminado oscuro de arriba.

Paso 9: Añade rímel

Aplícalo con cuidado, contorneando el cepillo entre tus pestañas para definirlas mejor. No apliques más de dos capas para evitar los grumos y la apariencia artificial. Aplica una sola capa a tus pestañas inferiores para definirlas sin que termines con ojos de mapache.

Paso 10: Retira cualquier exceso de color con una brocha

Si las sombras o el rímel terminaron en tus mejillas debajo de tus ojos, utiliza una brocha grande de maquillaje para retirarlos con movimientos rápidos y amplios.

Si tu rímel se difuminara en tus párpados o mejillas, utiliza un hisopo sumergido en desmaquillante para retirarlo y luego usa tu brocha mezcladora a fin de arreglar cualquier maquillaje adicional que podrías haber sacado.

tutorial

 

También te compartimos este video:

 

Fuente: wikihow.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo