Cómo defenderte de una agresión física

0
511
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

No es hacerte la valiente, es conocer algunas técnicas para defenderte de una agresión. Recuerda que lo importante es tu seguridad.

Mantener una postura defensiva

Protege tu rostro. Si el atacante intenta golpear o sujetarte desde el frente, coloca tus manos en la frente y con los brazos pegados al cuerpo.

Esto puede parecer una posición defensiva débil, pero te brinda una ventaja pues hace que tu oponente baje su guardia. Asimismo, esta posición protege tu rostro y tus costillas.

1

Párate teniendo una base amplia

Párate tanto de izquierda a derecha como de adelante hacia atrás, mantén los pies en diagonal imitando una postura de artes marciales. Esto disminuirá las probabilidades de que te golpeen o te empujen.

2

Avalúa a tu agresor

Mira sus manos. Si estuviera a punto de atacarte con ellas, las extendería. Sin embargo, si ocultara un arma, las tendría escondidas o a los lados.

Si te ataca una persona utilizando un cuchillo o una pistola, necesitarás evitar la confrontación y alejarte. Si esto resulta imposible, necesitarás terminar la confrontación con un ataque de alto impacto de la manera más rápida posible y luego correr en busca de ayuda.

 

3

Defenderte desde el frente

Apunta a los ojos y la nariz. Si necesitas terminar la pelea de la manera más rápida posible al dar el primer golpe, hazlo fuerte y golpea tantas veces como puedas, luego corre en busca de ayuda.

Los ojos y la nariz son los lugares más suaves en el rostro de esa persona y son vulnerables a los codos, las rodillas y a tu frente.

Utilizando la parte más dura de tu frente, muy cerca de la línea del cabello, intenta golpear la nariz de tu atacante al tensar el cuello y dirigir tu frente hacia el medio de su rostro.
Esta es la manera más rápida y más inesperada de terminar una pelea por completo. Sin importar lo fuerte, lo experimentado o lo violento que sea tu atacante, es muy difícil que se recupere rápidamente de un cabezazo fuerte en la nariz.

 

4

Si tu atacante es de género masculino, patea o sujeta su entrepierna

Darle un rodillazo fuerte o sujetarlo en la entrepierna con la mano y torcerlo es un movimiento instantáneamente eficaz que hará que tu atacante caiga. Una vez más, este no es el momento para preocuparte por pelear sucio. Si tu vida corre peligro, apunta a la entrepierna.

Si esto hace que tu oponente se retuerza de dolor, considera la posibilidad de darle un rodillazo en la nariz para asegurarte de que quede fuera de combate.

Por ejemplo, si te está estrangulando o si tiene sus manos en tu rostro, atacar sus piernas te brindará la oportunidad de dejarlo abierto a más ataques o te permitirá escapar. Esto es particularmente efectivo en atacantes de mayor tamaño y es algo fácil de hacer desde tu posición de defensa.

Patéalo en las espinillas y en las rodillas al estilo del fútbol con el empeine. Esta será una pata rápida y dolorosa.

5

Sigue defendiéndote

 

Intenta hincarle o presionarle los ojos. Nadie puede defenderse de una hincada en los ojos, independientemente del tamaño que se tenga. Dar palmadas en las orejas puede aturdir o, si se hace bien, romper los tímpanos.

6

Si te caes, trata de hacerlo encima de tu atacante

Mientras caes, mantén las partes puntiagudas de tu cuerpo en punta (tales como las rodillas y los codos) y apunta a la entrepierna, costillas y cuello de tu atacante.

 

7

Defender tu espalda

Siéntate. Si tu atacante trata de levantarte por detrás, deja caer tus caderas rápida y violentamente como si te lanzaras sobre un sofá. Esto hará que sea más difícil levantarte y te dará una oportunidad más para atacarlo y esquivarlo al pisarle sus espinillas o incluso para colocarte en posición para una defensa frontal.

 

8

Evita caminar solo

Si tienes un tramo largo que recorrer para ir a casa desde la estación de autobuses o del tren al volver del trabajo, considera la posibilidad de reunirte con un amigo cerca de la parada del metro y caminar juntos. Mantenerse en grupos es la manera más segura de evitar este tipo de situaciones.

Si debes caminar solo, únete a otro grupo de transeúntes y quédate cerca. No es necesario que los conozcas para mantenerte seguro entre ellos.

Consejos

Si alguien te ataca, tú estás en lo correcto y la otra persona está en un error. Su motivación probablemente sea apoderarse de tu dinero, de tus posesiones o de tu cuerpo, mientras que la tuya es la auto conservación.

Tienes un derecho humano básico a defenderte a ti y a tus seres queridos. ¡Pero recuerda que el primero medio de defensa persona es escapar! En un tribunal de justicia, si se debe llegar a ese punto, podrás justificar tus acciones a través de “actuar en defensa propia” únicamente si tomaste cada oportunidad que tuviste para evitar la confrontación y escapar.

Si queda en claro que tuviste una oportunidad para irte de manera segura, pero no la tomaste, entonces ya no es un caso de defensa personal, sino de una conducta indisciplinada y de agresión. Eres responsable por tomar la acción adecuada. Ser víctima de un ataque no es un motivo para asesinar o mutilar cuando podrías haber necesitado de mucho menos para defenderte.

10

Siempre busca los puntos vulnerables. En los hombres, por lo general el punto vulnerable es la entrepierna. Un buen golpe en ese lugar duele muchísimo. En el caso de una mujer, generalmente es el cabello o las axilas.

Mantente tranquilo. Si alguien se comporta de manera hostil hacia ti, no entres en pánico. Eso hará que el atacante sospeche que eres débil.

Siempre recuerda que es muy probable que la persona que intenta atacarte lo haya hecho antes con alguien más. Evita la confrontación y, si esta fracasa, utiliza todos los medios a tu disposición para salir de la situación de la manera más rápida y segura posible.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here