- Publicidad -

Tipos de brochas de maquillaje y para qué sirve cada una

Fecha:

- Publicidad -

Existen muchos tipos de brochas para maquillarte y cada una cumple una función específica, ya sea para aplicar un producto o dar un acabado determinado.

Las brochas serán tu herramienta básica de maquillaje, y te ayudarán a conseguir un look súper lindo, ya que son muy útiles para obtener un resultado óptimo dependiendo lo que desees.

Recuerda, ¡tú eres la artista!

Aquí te dejamos una guía básica de algunas brochas y cómo usarlas correctamente.

Tipo de pelo

Algunas son de pelo natural y otras sintético. Ambos son necesarios para la aplicación del maquillaje.

Los maquillajes líquidos se aplican con sintético porque son más resistentes. Los maquillajes en polvo con pinceles de pelo natural.

 

Longitud del pelo

Las brochas de pelo corto logran atrapar más producto, así ayudan a difuminar. Sin embargo, las de pelo largo ayudan a dar mayor libertad de movimiento y son más útiles para un acabado final, ya que difuminan mucho más.

 

Brochas multiusos

Si no quieres perderte en un mar de brochas o no tienes tanto tiempo para maquillarte, puedes usar las mofeta y kabuki ya que sirven para aplicar casi cualquier producto de rostro: maquillaje, contornos, polvos, rubor e iluminador.

Brochas para el rostro

Brocha kabuki es la mejor para el rostro, ya que sirve para aplicar maquillaje en polvo.

 

Brocha mofeta, es ideal para aplicar bases líquidas y en polvo.

 

Brocha plana. Se le suele llamar plana o con “piquitos” y se utiliza para que la base se distribuya y se difumine a la perfección en toda la cara.

 

Brocha lengua de gato. Este tipo de brocha es muy útil para las bases líquidas o en crema, ya que su corte ayuda que los pelos queden como rayas en tu rostro.

 

Brocha biselada. Esta brocha suele usarse para la técnica del contouring, que consiste en utilizar luces y sombras para definir tu rostro utilizando un maquillaje más oscuro para ciertas zonas, por eso son mejores las brochas con un corte diagonal.

 

Brocha para corrector. Este tipo de brocha las puedes identificar porque son de tamaño medio, con punta plana y compacta. Funciona para correctores líquidos o en crema.

 

Brocha para rubor. El tamaño puede ser de medio a grande, biselada o redondeada y de pelo suave y largo para difuminar el polvo.

Brocha abanico. La función principal de esta brocha es retirar los restos que hayan quedado de polvo. Pero también funciona para el iluminador por encima de las mejillas.

Beauty Blender. Se ha convertido en la favorita de los artistas del maquillaje, ya que es perfecta para difuminar y se utiliza tanto para la base, el corrector, el bronceador y algunos productos en crema.

Brochas de ojos

Brocha para sombras. Son ideales las de corte redondeado, pelo corto y denso.

Brocha biselada. Este tipo de brochas sirven para aplicar sombras e iluminadores en todo el ojo.

Brocha para mezclar, se utilizan de pelo largo y suave, para difuminar transiciones o hacer ahumados.

Brocha de delineador. Esta sólo la necesitarás si aplicas delineador en gel.

 

Brocha para cejas. Suelen tener de un lado un pincel para rellenar los huecos y por el otro un pequeño cepillo para peinar tus cejas.

Brochas de labios

Pincel de labios. No son tan necesarios, ya que muchos productos ya incluyen aplicador, pero para mayor precisión puedes utilizar este tipo de brochas, dan un resultado más profesional. Suelen ser de pelo sintético, de punta plana y redondeada.

Brochas “toothbrush”

Han ganado popularidad debido a su cabezal tupido, ya que ayuda a dar un acabado tipo aerógrafo que queda muy natural.

 

 

Y quizá encuentres muchas brochas más, pero todo dependerá de lo que quieras lograr. El kit básico será una brocha para base, otra para olvo, rubor y sombras.

Tú eliges.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -