Aprende a perdonar y libérate de emociones negativas

0
2037
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1

Perdonar es hacerte libre, es evitar que el pasado te frene, aprende a dejar atrás lo que te hace daño.

El Perdón tiene partes y fases, no confundas perdonar con justificar a la persona que te lastimó, no confundas perdonar con aceptar el mal que te hicieron.

A veces tenemos que exigir disculpas a los demás y en otras ocasiones darlas nosotros mismos. Pero, ¿eres de las personas que no logran deshacerse del pasado, no olvidan, se aferran al resentimiento durante mucho tiempo e incluso toda su vida? Entonces estás [email protected] a un rencor.

Replantea tus juicios

En lugar de pasar a la siguiente página, le estás dedicando buena parte de tu energía mental y emocional a recordar ofensas, daños e injusticias de las que has sido objeto, manteniéndolas vivas en ti. Deja de pensar en eso, distráete, haz cosas distintas, no vuelvas una y otra vez sobre el sentimiento negativo y no te pongas en el papel de víctima.

[email protected] contigo [email protected] y contesta esta pregunta: ¿en verdad quieres dejar ese asunto atrás? Si respondiste que sí, entonces necesitas liberarte de tus propias ataduras y aprender a perdonar.

Tácticas para lograrlo

Reflexiona un poco en que nadie es totalmente bueno ni malo, tanto tú como el resto de las personas reaccionan de acuerdo a como están programadas mentalmente, a lo que han aprendido o se les ha inculcado. Pero todas las personas quieren en última instancia ser felices. Si eres tolerante con tus propias culpas y fallas del pasado, si entiendes y aceptas tus sombras psicológicas, estarás en mejor disposición de hacerlo con los demás.

Es preferible exteriorizar tu enojo en el momento en que ha sido provocado, en vez de guardártelo. Pero tampoco excedas la impulsividad ciega o la ira irreflexiva. El dicho de que “lo que se queda adentro se pudre” es bastante cierto en el caso del rencor.

Intenta perdonarte

Haz un ejercicio de atención consciente y concédele a cada suceso la importancia que merece. Frecuentemente reaccionamos con exceso ante cosas pequeñas, cuando la mayoría de las cosas no son tan importantes como para no merecer perdón. Para llegar a esta conclusión, ponte en la situación del otro, seguro que verás las cosas de otra manera.

Encontrar la verdadera motivación de tu ofensor y las razones profundas de su conducta, te llevará a ser más condescendiente con él y a verlo como víctima de sus propios errores y carencias, en lugar de verlo como verdugo. Por ejemplo, una persona que ofende a otra en público, en realidad puede ser insegura y estar intentando autoafirmarse.


Nadie es perfecto

¿Sin ninguna justificación has puesto demasiadas expectativas en alguien? ¿Has sido poco [email protected] al expresarle tus objetivos o necesidades? Reconoce tu parte de responsabilidad en el asunto, y la próxima vez habla con claridad y directamente, evitando los malentendidos o suposiciones.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1