“No te enamores de tu enemigo”, un consejo con amor

0
616
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Un poema para aquellas parejas que estén pasando por una crisis, porque si bien al estar juntos conoces a otra persona, a quién realmente conoces en una relación de pareja es a ti mismo.

Esperamos que llegue en un momento oportuno a su vida.

**

“No te enamores de tu enemigo”

No te enamores de tu enemigo
Nunca te enamores de tu enemigo,
bajo su tierna sombra sucumbirás a su yugo,
serás presa de su sonrisa, sus caricias,
y sentirás un cansancio invencible.

No te enamores, nunca…
porque no tendrás a un porrista,
tendrás a alguien que te haga salir de tu mediocridad,
diciéndote lo que nadie se atreve a decirte.

Si te enamoras, que sea bajo tu propio riesgo,
asumiendo que no estarás con alguien perfecto,
que tampoco será un cómplice de tus defectos,
ni asumirá tus responsabilidades.

Porque si te enamoras de tu enemigo,
pasarás días en conflicto descubriéndote,
tendrás experiencias amargas y silenciosas
que te harán salir de la comodidad que tanto te gusta.

Enamorándote de la persona que se opone a ti,
corres peligro de conocer quién realmente eres:
un ser humano con voluntad libre, y no una víctima,
como te gusta ser y presumir.

Sólo así, enfrentándote a tu antagonista,
descubrirás que tu espíritu reaacciona ante el amor,
aquel que no dice mentiras, ni teme,
entenderás que en el conflicto llegarás a la paz.

Si decides tomar ese camino, asúmelo y vívelo.
No será fácil dejar la seguridad de un capullo
mientras que tu enemigo insista mirar a una mariposa,
te presionará hasta verte salir y evolucionar.

Tu enemigo será el comienzo de tu crecimiento,
será quien revolucione tus pensamientos y emociones,
que te pida enfrentarte contigo y con la vida,
será quien te rete a batallas para ser más fuerte.

Enamorándote de tu enemigo verás otra perspectiva,
dejarás el letargo de un enamoramiento pasional
y comenzarás realmente a vivir aventuras,
de esas que te hacen insufriblemente feliz.

Porque es cierto, tu enemigo no te dirá palabras bonitas,
te verá en el piso mientras te exige que te levantes,
“sigue luchando”, te dirá, y tú tendrás que hacerlo,
no querrás, pero tampoco tendrás opción mientras te enamores.

El conflicto te hará despertar, reaccionar, empujar,
te hará saltar a la adrenalina y sanar lo que te duele,
todo para seguir en una batalla interna y con el mundo.
Te obligará, sí, a dejar rencores, miedos y ataduras.

El proceso será tremendamente insufrible,
tenso, frustrante, impotente, será eso que ves en tu enemigo,
querrás echarle la culpa de tus lágrimas y heridas,
Pero al final… entenderás que eres tú el responsable.

No, no te enamores de tu enemigo si quieres
seguir siendo pequeño de alma y corazón,
no te enamores si quieres ser insignificante y banal,
no te enamores si quieres que el mundo te olvide.

Por favor, no te enamores si quieres seguir siendo
la misma persona estancada en el odio, desamor y desdén.
Si buscas vivir en la oscuridad y en guerras que no se luchan
y que sólo te consumen, no te enamores de tu enemigo.

Tu enemigo es el amor que hay en ti, así que…
¡No te enamores! Porque cuando todo termine,
te darás cuenta que nunca fue tu enemigo y entonces,
a quién culparás de lo que no te atreves a ser.

Piénsalo bien y no te enamores.

**

Melanie Forey

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo