- Publicidad -

Vendía plumas para alimentar a su hija

Fecha:

- Publicidad -

El amor lo puede todo, así nos lo demostró Abdul, un refugiado sirio que no se dio por vencido para sacar adelante a su hija.

Abdul Halim al-Attar, vendía bolígrafos en las calles de Beirut después de tener que huir del conflicto en Siria.

Un extraño capturó una fotografía de Abdul llevando a su hija, Reem, en brazos. No tenía ningún lugar en el que poder dejarla, y por eso la llevó consigo.

La foto se volvió viral tras ser publicada, y tocó el corazón de muchísimas personas alrededor de todo el mundo.

Sobre todo porque a pesar de ser una imagen muy común en algunos países, la situación en Siria ha desgarrado el corazón del mundo entero.

Un final feliz…

Gracias a un webmaster Noruego llamado Gissur Simonarso, se realizó una campaña online para conseguir dinero para Abdul y su familia.

La cantidad reunida fue realmente sorprendente, ya que con lo recaudado, Abdul abrió diversas tiendas en el Líbano y a otros refugiados Sirios.

Además, envió dinero a sus amigos, conocidos y familiares que están sufriendo la crisis de Siria.

“No solo cambiaron mi vida, sino la de mis hijos y las de todas las personas de Siria que he podido ayudar”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -