Si amas a tu perro como si fuera tu hijo, la ciencia explica por qué

0
10788
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

En el mudo, hay dos tipos de personas, las que aman a su perro y lo ven como una extensión más de la familia, y las que simplemente los alimentan y los tienen como guardianes.

Algunos consideraran exagerado el tratar y comportarse con tu amigo peludo como si fuera uno de esos reyes del hogar, que corren juegan curiosean y les encanta sentirse mimados por el líder de la manada.

Ves, no hay tanta diferencia entre los niños y los peludos, claro que se ponen diferencias y jerarquías, pero encontramos la razón científica del por qué pasa esto.

No diferenciamos

El estudio estuvo a cargo del Departamento de Ciencia Animal y Biotecnología de la Universidad de Azabu en Japón, y se basaba en que el cerebro no define el tipo de oxitocina liberada por cada quien, es decir, al tener un perro el cerebro libera oxitocina.

Esta hormona es denominada como la hormona del amor, pues aparece en nuestro cerebro cuando hay una relación social afectiva, es aquí en donde los científicos japoneses, no supieron diferenciar la segregación de oxitocina por causa de los hijos o la ocasionada por los peludos.

¿Guardián o hijo?

Hay dos tipos de personas, no quiere decir que las que solo alimentan al perro y lo tienen como guardián, así traten a sus hijos, lo que pasa, es que ellos no han creado ese vínculo afectivo con el animal, mismo que se crea a través de la mirada.

Cuando miras a tu mascota, le hablas, lo acaricias e incluso cuando lo regañas por haber hecho algo mal, el can por medio de la mirada se hace saber un miembro más de la manada, te hace parte de él, de su vida y de esa manera es como te lo hace saber.

Ese es el momento cuando tu cerebro detecta a un miembro más en la lista de amados, y comienzas a tratarlo como si fuera un hijo más, y si no tienes hijos, es aún mayor la respuesta de cariño que tienes hacía la mascota, pues no hay con quien compartir y comparar el afecto.

Mirar a los ojos

Cuando miras a los ojos al perro, refuerzas su seguridad, pues sabe que le estás dando tu aprobación de formar parte de la manada. Los perros se comunican con la mirada, no tanto con los ladridos como pudiera parecer.

Aunque si miras a los ojos a un perro que está a la defensiva, ten por seguro que no te ganarás su amor, y tampoco liberarás oxitocina, esto quiere decir que debes respetar el espacio del can, y ten en cuenta que no todos son criados con amor como seguramente lo haces tú.

Entonces…

Y de esta manera queda explicado como el cerebro por medio de terminaciones nerviosas y segregaciones químicas del mismo, el camino del cariño es exactamente igual, para personas y para animales, así que no tiene nada de extraño que vayas por el mundo diciendo que verdaderamente amas a tu perro.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo