- Publicidad -

La historia de la Virgen de Guadalupe en México

Fecha:

- Publicidad -

Foto: czuber / Depositphotos.com

La celebración del 12 de diciembre es una de las tradiciones más emblemáticas de México y nos remonta a la historia de la aparición de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac al norte de la Ciudad de México.

La historia de la Virgen de Guadalupe

De acuerdo a la tradición oral mexicana, y lo descrito por documentos históricos del Vaticano y otros encontrados alrededor del mundo en distintos archivos, se cree que la Virgen María se apareció en cuatro ocasiones a san Juan Diego en el cerro del Tepeyac.

El relato guadalupano conocido como “Nican mopohua” narra que tras la primera aparición, la Virgen ordenó a Juan Diego que se presentara ante el primer obispo de México, Juan de Zumárraga, para decirle que le erigieran un templo.

Juan de Zumárraga no creía la historia y le pidió una prueba a Juan Diego. En la última aparición de la Virgen y por orden suya, Juan Diego llevó en su ayate unas flores que cortó en el Tepeyac, se dirigió al palacio del obispado y desplegó su ayate ante el obispo Juan de Zumárraga, dejando al descubierto la imagen de la Virgen María, morena y con rasgos mestizos.

Según el relato, las apariciones fueron en 1531, diez años después de la caída de México-Tenochtitlan en manos de los españoles, la última fue justo el 12 de diciembre de ese mismo año, es por esto que la celebración se lleva a cabo en esta fecha con una gran variedad de festividades en pueblos, ciudades y en los hogares de los mexicanos.

Mexico; mayo 13 2018 : Basílica de Guadalupe – Foto: packshot / Depositphotos.com

Hechos históricos en los que se ha utilizado a la Virgen de Guadalupe

Durante la época colonial, su imagen ayudó a expandir el catolicismo a gran parte del continente americano, entre los países donde se extendió su popularidad se encuentran Guatemala, Perú y Cuba.

Algunos historiadores califican la imagen de la Virgen de Guadalupe como una conciliación con la de la deidad mexica, logrando así una forma de que los españoles del siglo XVI ganaran el apoyo de la población indígena de México.

El fortalecimiento del culto a la Virgen del Tepeyac contribuyó a la realización del Primer Concilio mexicano, el cual resolvió reglamentar la manufactura de las imágenes religiosas, especialmente las realizadas por los indígenas. También se decidió favorecer el culto a los santos patrones de cada pueblo.

También la imagen de la Virgen de Guadalupe fue utilizada como estandarte por Miguel Hidalgo y Costilla el 16 de septiembre de 1810, horas después del grito de Dolores que dio inicio a la guerra de la independencia de México.

Durante el Primer Imperio de México, Agustín I de México crea la Orden Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe.

Y en el gobierno de Benito Juárez al establecer el calendario de fiestas obligatorias, expidió el 11 de agosto de 1859 un decreto por el cual se declaró día festivo el 12 de diciembre, y Sebastián Lerdo de Tejada, Ministro de Justicia, Relaciones y Gobernación, comentó este hecho llamando intocable a la fecha guadalupana.

Estudios científicos de la imagen 

En 1982, el restaurador de arte José Sol Rosales examinó la imagen y encontró materiales y métodos coincidentes con los de un trabajo humano del siglo XVI.

Además, de acuerdo con el restaurador José Sol Rosales la tela en donde fue pintada la imagen sería de cáñamo y lino, no de fibras de agave como se creía.

Dos siglos antes, en 1751, el pintor Miguel Cabrera, dictaminó que la imagen no podía explicarse como humanamente hecha.

En 1979 los norteamericanos Philip Callahan y Jody Brant Smith, asociados a un centro católico de estudios marianos, fotografiaron la imagen con cámara infrarroja y no encontraron explicación científica para la hechura del manto, túnica, manos y rostro de la Virgen.

En 1999, un estudio acerca de la factura del ayate descubrió tres imágenes superpuestas en la tilma. Otro estudio indicó refutó estas afirmaciones.

Cómo se celebra a la Virgen de Guadalupe en México

La fiesta de la Virgen se celebra el 12 de diciembre. La noche del día anterior, las iglesias en todo el país reciben a fieles para celebrar una fiesta a la que llaman “las mañanitas a la Guadalupana” o serenata a la Virgen.

La historia de cantarle las mañanitas a la virgen coincide con la historia de la televisión mexicana, pues desde su origen en 1951 fueron televisadas.

Durante el día, la basílica de Guadalupe, ubicada en el cerro del Tepeyac en la Ciudad de México, es visitada por más de millones de personas.

Se tiene por costumbre realizar peregrinaciones a la basílica de distintos sitios de México, pero también organizar actividades fuera del recinto como las que podemos ver por los danzantes llamados matlachines, quienes lideran las procesiones hasta llegar a la basílica.

Las peregrinaciones iniciaron desde la aparición de la imagen en el manto de Juan Diego, pero los registros históricos ubican el primer festejo a la Virgen hasta el año 1667.

Dentro de la tradición Mexicana está que los niños y niñas que nacen en este día se le pone por nombre Guadalupe, en honor a la Virgen. Además, hay fiestas en pueblos y hasta en los hogares mexicanos con comidas tradicionales.

Y tú, ¿cómo celebras este día?

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -