Cómo hacer una almohada de cuerpo entero

0
2358
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Este tipo de almohadas son las preferidas de las embarazadas, ya que les ayuda a tener un buen descanso, pero también la puedes usar si no estás esperando un bebé.

Algunas molestias físicas se pueden combatir con dormir adecuadamente, pero si te cuesta trabajo, esta almohada te puede ayudar a lograrlo, sobre todo si no encuentras una posición cómoda.

Este cojín es muy flexible, por lo que se adapta a la posición natural de tu cuerpo y te permite sostenerte en una postura cómoda.

Puedes ¡hacerla tú misma! labioguia.com te comparte estos sencillos pasos.

Materiales:

– Dos o tres metros de tela (elige una tela elástica, no rígida)
– Hilo
– Tijeras
– Relleno
– Papel
– Alfileres
– Máquina de coser (o puedes hacerlo a mano)

almohada1

Procedimiento:

1. En papel, crea tu propio molde según las medidas y forma exacta que quieras dar a tu almohada.

2. Con tu molde, corta dos piezas de tela iguales, del tamaño y forma de tu almohada.

almohada2

3. Une ambas piezas con alfileres. Si quieres redondear los bordes, marca ahora la forma definitiva y recorta el excedente.

4. Cose ambas piezas, dejando algunos extremos abiertos para rellenar.

5. Rellena con guata o con el material que prefieras, y cose las aberturas.

almohada3

6. ¡Listo! Puedes lavarla con el relleno dentro, pero también, si haces una almohada muy grande, puedes colocar una cierre para quitar el relleno cuando la quieras lavar.

almohada4

Otra opción es cortar el molde dos veces en telas diferentes; y que la más grande sea una funda lavable que se cierre con botones y puedas quitar cuando quieras.

¡Disfruta de un cómodo descanso!

Fuente: labioguia.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo