- Publicidad -

Cómo identificar a una madre chantajista

Fecha:

- Publicidad -

Quizá sea muy complicado identificar a una madre chantajista emocional, ya sea por su calidad de madre amorosa o porque sus chantajes suelen estar acompañados de una fuerte carga de culpa.

Pero, una persona chantajista, independientemente de quien sea, te puede hacer daño sin pretenderlo. Puede anularte, contribuir a una baja autoestima, a ser co dependiente con una pareja o con ella misma, en fin.

El punto no es alejarte, es darte cuenta y encontrar estrategias para que seas pleno y feliz.

¿Has escuchado estas frases?

– ¿Qué va a decir la gente?
– Vas a ver cuando llegue tu padre.
– ¿Cómo que cambiaste de trabajo?, me vas a matar de un ataque cardíaco.
– Como siempre, yo soy la última en saber las cosas en esta casa.
– Si eliges esa carrera, te vas a morir de hambre.
– ¡Yo, que te di la vida, me he sacrificado por ti, te di siempre lo mejor, mal agradecido, vives haciéndome sufrir.
– ¿Para qué te vas a ir a vivir a otra parte, si en esta casa lo tienes todo?
– Necesito una foto tuya enmarcada, porque ya no te veo nunca por esta casa.
– Nunca pensé que mi hija, mi propia hija, me haría algo como eso.
– Un día de éstos me voy a ir, a ver qué hacen.
– En esta casa yo sólo soy la empleada doméstica.
– Claro, cuando yo esté vieja, voy a terminar en un asilo.

Y la lista puede seguir…

El chantaje se da cuando hacemos o comunicamos una noticia que no les gusta. La idea del chantaje es que dejes de hacer lo que quieres, lo que amas y lo que deseas por lo que esté pensando tu madre.

Lo que dificulta dicho chantaje es que está disfrazado bajo “el nombre del amor”, pero en realidad es egoísmo. Aunque, en muchas ocasiones caes en dicho chantaje y te llenas de culpa. Terminas diciendo:

– ¿Por qué no le hice caso a mi mamá?
– Mi mamá tenía toda la razón.

El chantaje emocional utiliza los sentimientos como su defensa.

Cómo identificar a una madre chantajista

  • Empiezas a ceder a todas las peticiones de tu madre, en contra de tus deseos y sentimientos.
  • Tu madre suele hacerte sentid avergonzado, perdido, desequilibrado y culpable por lo que quieres.
  • Sueles tener miedo de tomar decisiones, buscas la aprobación de tu madre para poder accionar.
  • Tu madre no suele explicar bien lo que quiere, así que buscará que adivines lo que tiene en la mente.
  • Suele enojarse o ponerse triste como consecuencia de lo que haces y lo expresa con determinación.
  • Te presiona muchísimo hasta que cambies de parecer, al suyo, así que discutirá, reclamará, llorará, hará lo que tenga que hacer para que tú cambies.
  • Utiliza amenazas mencionándote las consecuencias de que no le hagas caso como: Allá, tú, luego no vuelvas pidiéndome perdón.
  • Si te manipula, si te culpa, es chantaje emocional
  • Suelen ser egoístas y con falta de empatía hacia los demás, insultan, descalifican y minusvaloran lo que haces o dices.
  • Magnifica tus errores y minimiza tus logros.
  • Suelen ser las “víctimas”, así que lloran o incluso se enferman si haces algo que no le gusta.
  • Tiene una gran exigencia sobre ti que va en contra de lo que necesitas y quieres. Aunque hayas cedido en muchas ocasiones, la exigencia continuará.
  • Suelen cambiar tus palabras cuando intentas reclamar tus derechos, así que usará lo que le dijiste en tu contra y te convertirás en un “mal hijo” ante sus ojos.
  • Tocan tus puntos débiles como nadie.
  • Suele también cambiar de humor con mucha facilidad.

Te compartimos aquí algunas estrategias para combatir el chantaje.

Qué es el chantaje emocional y cómo lidiar con él

Eso sí, recuerda que cualquier persona puede ser chantajista en algún grado, dependiendo lo que aprendieron desde pequeños y el historial de relaciones que hayan tenido. Así que tú también puedes analizarte en este aspecto.

Habla con amor.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -