Reflexión: Mamá primeriza, ¿a ti qué te dijeron?

0
508
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Ser mamá primeriza te puede llenar de dudas, de miedos, pero también de mucho amor.

Lo más difícil es escuchar las opiniones ajenas sobre cómo lo estás haciendo, muchas veces te sientes abrumada entre tantas palabras sin saber a quién hacerle caso.

Recuerda esto que es muy importante: los consejos no son órdenes, escucha y toma lo que te sirva, lo que no, sólo agradécelo. Ser madre es tuyo.

Te compartimos esta reflexión con mucho amor para que en momentos difíciles sepas que alguien te entiende, que no estás sola.

Lo que me dijeron: llénalo con fórmula, tu leche no es suficiente.

Lo que me hubiera gustado escuchar: la primera semana es difícil, no es que tengas poca leche sino que mientras más succione más producirás.

Lo que me dijeron: déjalo llorar un rato, así se va a acostumbrar a dormir de un tirón.

Lo que me hubiera gustado escuchar: prueba el colecho, la lactancia será mucho más fácil y el tenerte cerca ayudará a que duerma más tranquilo.

Lo que me dijeron: ¿ya tiene más de dos años y sigue tomando teta? Está grandecita…

Lo que me hubiera gustado escuchar: ¡Qué lindas se ven juntas! Se nota que la teta la calma. Ha sido mucha entrega de tu parte, te felicito por no haber bajado los brazos.

Lo que me dijeron: Te está tomando la medida, una nalgada a tiempo y nunca más te hace un escándalo en público.

Lo que me hubiera gustado escuchar: Es absolutamente normal que no regule sus emociones a esa edad, su cerebro necesita madurar, no puede comunicar sus necesidades verbalmente y psicológicamente está en una etapa de egocentrismo.

Lo que me dijeron: ¡Pero qué tiradero! ¡Juguetes por todos lados, ropa en la lavadora! Todo el día en la casa y los platos siguen sucios.

Lo que me hubiera gustado escuchar: Debes estar agota todo el día con dos criaturas. Porque no duermes media horita que yo te ayudo con los platos.

Si me hubieran dicho lo que hoy sé y lo que aprendí al elegir seguir mi instinto e ir en contra de lo que lo la mayoría de la gente considera que es correcto, mi primera experiencia con la maternidad hubiera sido mucho más fácil y orgánica. No hubiera sentido tantas dudas ni la incertidumbre de pensar que quizás la crianza con respeto no era la indicada.

Todas esas dudas se desvanecieron y ya no existen. Tengo la absoluta certeza de que la crianza respetuosa y consciente es mi granito de arena para cambiar el mundo.

A ti te digo mamá primeriza: yo te entiendo, yo te apoyo, lo estás haciendo fantástico, bienvenida a la tribu.

Texto: Acosta Rodríguez
Fuente: 9Lunas

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo