Consejos para usar una faja de forma correcta

0
96
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Muchas mujeres, e incluso hombres, suelen recurrir a las fajas para modelar su figura, pero también se usan para otros fines como después de una cirugía o durante y después del embarazo.

Es muy importante seguir las indicaciones médicas y consejos de los expertos para usarlas, ya sea por razones médicas o para modelar tu figura.

Lo que debes saber de las fajas

Puedes encontrar diferentes tipos de fajas:

Después de una cirugía ayudan a reducir la inflamación y posteriormente a comprimir.

Fajas reductoras. Las hay de diferentes formas y abarcan ciertas zonas de tu cuerpo, algunas sólo el abdomen y otras piernas o incluso la espalda.

Las fajas para modelar no hacen que bajes de peso, en muchos casos lo que hacen es mejorar la postura, lo que ayuda a tu cuerpo se vea diferente al instante, pero lo puedes lograr de igual manera si mejoras tu postura con ejercicio y voluntad.

No son “milagrosas”, algunas veces reduces tallas debido a que provocan cierta deshidratación, lo que no significa que sea un método permanente y saludable.

Los materiales y el tiempo que uses las fajas es muy importante, ya que si los materiales son de mala calidad, demasiado apretadas o las usas más del tiempo recomendable, puedes sufrir consecuencias graves como reflujo, afecciones en la piel, deshidratación e irritaciones.

Las ventajas de las fajas

Son soporte que ayuda a manejar ciertas condiciones ya sea post operatorias, embarazos, post partos y moldeamiento corporal.

También puede dar soporte mientras te ejercitas, sobre todo si haces pesas, pero debes usar la adecuada, así que debes asesorarte con los expertos.

Te ayuda a mejorar tu figura para algún evento, por ejemplo si usas un vestido muy ajustado y quieres moldear tu figura al instante.

Usándola adecuadamente puede ayudar a moldear tu figura y a evitar la flacidez, pero debes usar la faja adecuada el tiempo indicado, esto también debe ser supervisado por algún asesor o experto médico.
Ayuda a mejorar tu postura y a dar soporte, esto puede evitar dolores en ciertas zonas, ya sea que tengas problemas de espalda o estés embarazada.

Las desventajas de las fajas

Suelen ser incómodas y tardarás tiempo en acostumbrarte a usarlas, por lo que quizá usarlas a diario no sea tan sencillo como pareciera.

Si las usas de forma inadecuada, puedes provocar enfermedades respiratorias, estreñimiento y otros problemas digestivos como reflujo.

El tipo de materiales también puede afectar tu piel, ya que algunas fajas pueden provocar irritaciones y hasta quemaduras.

Debido a que el abdomen se queda demasiado tiempo estático, pierde debilidad en los músculos, por eso es importante medir el tiempo de uso de dicha faja.

Consejos para utilizar las fajas

No abuses de la talla, la clave es comodidad. Muchas fajas incluyen las medidas adecuadas de acuerdo a tu cintura. Usar una talla más chica, no te ayudará a reducir medidas más rápido.

Si tienes la opción, pruébatela antes de comprarla y úsala por algunos minutos para ver cómo reacciona tu cuerpo y también para revisar cómo se ve bajo tu ropa.

Revisa siempre los materiales, deben permitir la transpiración y ser hipoalergénicos.

Si las usarás después de una cirugía o por embarazo, sigue las indicaciones de tu médico para elegir la adecuada para ti.

Úsala gradualmente, algunos aconsejan usarla el primer día 2 horas, el segundo 3, y así sucesivamente hasta que la toleres un poco más de tiempo.

¡NUNCA LAS USES PARA DORMIR! Usarlas demasiado tiempo, incluso para dormir, no logrará a que llegues a tu objetivo más rápido, ya que en realidad pueden provocar asfixia.

Lo más aconsejable para reducir medidas es llevar una correcta alimentación y ejercicio regular. Las fajas son sólo un soporte, de nada te servirán si comes mal o no haces nada de ejercicio.

Evita colocar otros productos que te hagan sudar, reducirás medidas por deshidratación y no de forma permanente, eliminarás agua y no grasa, la grasa se elimina por otro proceso químico, tómalo en cuenta.

Así que ya lo sabes, las fajas pueden ser una excelente opción si las usas con conciencia, informándote sobre sus ventajas, qué materiales son los mejores y cuánto tiempo usarlas y con qué fin.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo