18.8 C
Mexico City
- Publicidad -

Consejos para llevar una crianza respetuosa cuando tus hijos te desesperan

Fecha:

Autor:

Categoría:

- Publicidad -

¡Tranquilos!, papá y mamá también se desesperan y pierden el control. Si estás a favor de una crianza respetuosa, pero te sientes muy culpable cuando te desesperas, esto es para ti.

Es completamente normal desesperarse y perder la paciencia ante algunas reacciones y comportamientos de los hijos.

Si te llega a pasar, no dudes en ofrecer disculpas, es también un ejemplo para tus hijos cuando a ellos les pase, diles lo importante que es pedir perdón.

Controlar tus emociones no es una tarea fácil, pero puedes implementar algunas acciones para lograrlo poco a poco, ámate, cuídate y sobre todo, también tente paciencia a ti mismo.

¡Aquí algunos consejos!

Recuerda que no estás hablando con un adulto

Muchas veces queremos que nuestros hijos reaccionen como un adulto y se comporten de tal forma que entiendan todas las reglas y consecuencias de sus actos, pero lo cierto es que carecen de algo muy importante para ello: experiencia.

Así que recuerda que son niños, no porque sean menos inteligentes, sino porque les faltan ciertas “horas de vuelo” para entender lo que está pasando.

Por ejemplo, si son muy pequeños, no sabrán lo que es un dolor de muelas por una caries, así que no entenderán a ciencia cierta las consecuencias de no lavarse los dientes.

La calma es contagiosa

Gritar o perder la calma puede hacer que tus hijos reaccionen de la misma manera. Aunque tu hijo esté perdiendo la calma, grite o pataleé, tú contéstale de la forma contraria, ve bajando la voz poco a poco.

Al principio parecerá que no te hace caso y que necesitas subir el tono de voz, pero lo que en realidad estás haciendo es calmar poco a poco a tu hijo. La calma también es contagiosa.

Conoce a tus hijos y prevé problemas

Si ya sabes que tus hijos se ponen de muy mal humor bajo ciertas circunstancias, trata de preverlas. No se trata de que les des todo y que no tengan un poco de caos en su vida, pero en ocasiones es necesario tomar en cuenta ciertos factores para no hacerte la vida imposible.

En serio, cuenta hasta 10 y si estás muy enojado, hasta 100

Tómate un tiempo para calmarte, esta técnica es clásica, pero en realidad ayuda. Cuenta hasta 10 y si el enojo es mucho, considera contar incluso hasta 100.

Busca opciones para entretener a tu hijo y calmarte

No te sientas culpable por pedir ayuda a alguien más para estar con tu hijo si la situación te rebasa. En ocasiones también puedes utilizar algunos recursos como tabletas para entretenerlo mientras te calmas.

El punto es que tú estés calmado antes de atender la situación, no se trata de hacerlo siempre, sino cuando la situación te esté rebasando por completo.

Explícale lo que está sintiendo

Al igual que no conocen las consecuencias de sus actos, tampoco entenderán cómo definir lo que están sintiendo. El control de las emociones viene dado de una comprensión de ellas.

Si está enojado, frustrado, triste, de mal humor, etc., es necesario tratar de explicarle en sus términos lo que está sintiendo y por qué, esto le dará contexto la próxima vez que se sienta mal.

Acércate a los expertos

Si de plano no sabes cómo lograrlo y tus hijos te desesperan por completo, considera acercarte con expertos en crianza, ya sea psicólogos o talleres en los que te ayuden a ti y a tu hijo a canalizar las emociones que surgen en determinadas etapas.

Sé un ejemplo

Lo más importante es ser un ejemplo. También trabaja en tu autoestima, control de emociones, respuestas asertivas, ofrecer disculpas, comportarte con ética y moral y acorde a los valores que quieras mostrarle a tu hijo, es un aprendizaje no solo en dichos, sino en práctica.

Cuéntanos, ¿tú qué haces para llevar una crianza respetuosa?

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -