22.1 C
Mexico City
miércoles, agosto 4, 2021
- Publicidad -

Cómo levantarte temprano y no sentir cansancio todo el día 👌

Fecha:

Autor:

Categoría:

Es muy común que cuando te levantas temprano, sueles estar cansado todo el día, sin poder recuperarte de las horitas, minutitos o segunditos que te hicieron falta de sueño.

Pero, aunque quisieras dormir un poco más, las actividades diarias, entre otros factores, te impiden hacerlo. Así que, irremediablemente, te tienes que levantar temprano.

¿No rindes todas tus actividades porque mueres de sueño? Te damos algunos consejos para evitar ese cansancio todo el día.

Beneficios de levantarte temprano

Tienes control sobre tu tiempo. La mejor forma de no “andar a las carreras”, es sin duda levantarse temprano, esto te evitará un estrés innecesario y disfrutar las actividades poco a poco a un ritmo más relajado, esa “calidad de vida” que tanto buscas.

Te da tiempo de hacer ejercicio. No más pretextos, levantarte temprano hace que te concentres en una sola cosa, en este caso puede ser ejercicio, porque no puedes hacer otra más. Por ejemplo, por la noche evitas hacerlo porque prefieres ver una serie, ¿o no?

Te ayuda a la autodisciplina. Esto se traduce en otros aspectos de tu vida. Si puedes levantarte temprano, puedes lograr lo que te propongas, se trata de un tema de disciplina constante, es una forma de practicar la moderación y el autocontrol.

Cómo levantarte temprano y no sentirte cansado

Ve a la cama más temprano. Sí, es el primer paso para evitar el cansancio. Es algo muy lógico, así tendrás las horas de sueño debidas. Comienza poco a poco, media hora, una hora antes de lo usual. ¡Tú puedes!

Quita cualquier distractor antes de dormir. Cuando vayas a la cama, ve a dormir, no veas series, no revises tu celular. Haz otras actividades que no te quiten el sueño, leer es una buena opción.

Lávate la cara tan pronto como te levantes. Esto te refrescará al instante y te dará una leve energía para continuar con todo lo demás.

Levántate en cuanto suene el despertador. Quedarte otro “ratito” más sólo alargará el sufrimiento y puedes correr el riesgo de no levantarte temprano. Como dirían las abuelitas “al mal paso, darle prisa.”

No te rindas. Sí, es probable que algunos días no logres esto, pero rendirte no es una opción. La disciplina no se consigue de la noche a la mañana, requiere esfuerzo, trabajo, motivación y superación.

Ten un cómplice. Esa persona puede tener el mismo objetivo que tú, ambos se pueden ayudar y motivar para conseguirlo, pueden ser tus hijos, tu pareja, quien tú quieras.

Desayuna. Es muuuuy importante para vencer el cansancio. Además, es la mejor hora del día en la que puedes comer todas esas calorías que no podrías comer en la noche porque sentirías culpa. Desayuna proteína, carbohidratos y frutas, te darán la energía necesaria para todo el día.

Toma agua. Así como una correcta alimentación es súper necesaria, lo es el estar hidratado todo el día. Toma suficiente agua, así tu organismo estará en excelente estado y funcionando correctamente.

Medita. Allí radica la importancia de los pensamientos positivos, los cuales determinan cómo será tu día.

Motivación. Cuando empieces a ver todo lo que has logrado en el día y a penas son las 5 de la tarde, te vas a sentir muy satisfecho. Así que no desistas, los logros se dan poco a poco.

- Publicidad -
- Publicidad -
“]