Cómo saber si es alergia a la leche materna o sólo cólicos

0
104

En ocasiones, un cólico se asocia con alergia a la leche materna y quizá sólo sea una mala técnica de lactancia debido a la alimentación de mamá.

Si tu bebé presenta demasiados gases, evacuaciones verdosas líquidas, movimientos intestinales y rozaduras en la zona del pañal, no dudes en consultar al pediatra.

Si crees que tu bebé tiene alergia a la leche materna, quizá lo único que tienes que hacer es cambiar tu alimentación.

Algunos alimentos pueden causar cólicos, esto hará que tu bebé esté molesto e incómodo, pero eso no quiere decir que rechace tu leche, sólo debes evitar comerlos.

¡Evítalos!

  • Lácteos
  • Nopales
  • Mole
  • Adobo
  • Frutas cítricas
  • Chocolate
  • Tocino
  • Huevo
  • Picante
  • Café

Síntomas de un cólico

  • El bebé se lleva las rodillas hacia el vientre mientras llora.
  • Patrón de llanto regular, por ejemplo a final del día.
  • Períodos prolongados de llanto.
  • Heces verdes y aguadas.
  • Cuerpo tenso debido al dolor.
  • Puños cerrados.
  • Abdomen duro.

Qué hacer si tu bebé tiene cólicos

  • Favorece tomas más largas en cada pecho
  • Cuida tu alimentación
  • Dale pecho vacío o chupón, esto lo alivia y reconforta (consulta a tu pediatra)
  • Utiliza una bolsa de agua caliente en su vientre, ten cuidado de no quemar a tu bebé.
  • Tranquilízalo con sonidos continuos y rítmicos como un “shhh, shhh”.
  • Dale un baño con agua tibia para ayudarlo a relajarse.
  • Dale masajes circulares en su estómago para facilitar el movimiento intestinal.
  • Ayúdalo a subir y bajar las piernas flexionándolas, esto hará que expulse los gases.

Alergia e intolerancia

La alergia a las proteínas de leche es un cuadro más grave que la intolerancia y puede producir reacciones en la piel, para saber si es alergia se necesitan hacer pruebas.

En la intolerancia los síntomas pueden ser llanto, cólicos y dolor abdominal y normalmente se elimina con el tiempo y una buena alimentación.

No olvides consultar al pediatra. Quizá no necesites quitarle el pecho, sino únicamente cambiar de hábitos alimenticios.