Cómo lavar la ropa de bebé

0
208

Es importante que toda prenda que te regalen o que compres, la laves perfectamente antes de ponérsela a tu bebé, incluyendo sábanas, cobijas, baberos y cualquier prenda que esté en contacto con su piel.

Esto ayudará a quitarle no sólo la suciedad, sino restos químicos usados en su elaboración.

La piel de un bebé es muy delicada y estos factores pueden hacer que sufra alguna irritación o reacción alérgica.

Usa jabón neutro o hipoalergénico

Remoja la prenda en este tipo de jabón para manchas difíciles. Si es nueva, no es necesario remojar la ropa, únicamente lavarla muy bien con agua y jabón.

Lava por separado tu ropa y la del bebé

Lava por separado las prendas de tu bebé y las del resto de tu familia, ya sea que se lave a mano o en el ciclo de ropa delicada.

No uses suavizante o blanqueadores

No se recomienda utilizar suavizantes, blanqueadores, ni ningún producto para aromatizar o quitar manchas, ya que también pueden provocarle alguna reacción alérgica.

A mano o en lavadora

Ambas opciones son buenas. Si lo haces a mano, asegúrate de que no quedan restos de jabón. Si optas por la lavadora, ayúdate de un enjuague doble, así te asegurarás de que no queden restos de detergente.

Las prendas delicadas

Las prendas con bordados, puntillas, encajes o las que están fabricadas con tejidos sensibles es mejor lavarlas a mano para que no se estropeen.

Planchado

Es recomendable no hacerlo, pero si es muy necesario, hazlo con una temperatura baja.

Deja que se seque al sol 

Al hacerlo, se eliminarán bacterias, pero no la expongas demasiado al medio ambiente por el polvo y otras partículas.

¡Cuida la piel de tu bebé!