Cómo conseguir un abdomen plano, ¡sin abdominales!

0
13973
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
9411121

¿Te ha pasado que por más kilómetros que corras la pancita no desaparece? Es que no estás llevando a cabo estas recomendaciones.

Tener un vientre plano es una de los deseos básicos de todas las mujeres que hacen ejercicio, más por una cuestión de desempeño que por vanidad.

Incluso puedes haber estado corriendo por un tiempo, hasta bajar de peso, y seguir sin eliminar las lonjitas, o teniendo sesiones innumerables de abdominales hasta el cansancio y seguir encontrando ese pequeño “pliegue”.

Lucir un vientre plano y definido no sólo es cuestión de correr más o hacer muchos abdominales, debes tener un plan estratégico.

¡Inténtalo!

Cuida tu flora intestinal

Está formada por millones de bacterias “buenas” que viven en tu sistema digestivo, encargándose de que se mantenga sano, para ayudar al sistema inmunológico, mejorar tu calidad de vida y ayudan a tu digestión.

Bebe agua moderadamente

Aunque suene contradictorio, cuanta más agua retengas, más necesitas beber para diluir la sal de tus tejidos y eliminarla en la orina. Por ello es necesario que bebas una cantidad moderada, pero nunca abuses, ya que esa situación puede hinchar tu estómago y dilatarlo.

¡Adiós a los gases!

¡A que no sabías que una persona puede producir entre cuatro y cinco litro de gas al día!

Cuando las personas tienen problemas de flatulencia, generalmente es por estrés, mala digestión, problemas de intolerancia a ciertos alimentos, y eso también puede ocasionar tendencia a acumular grasa en la zona abdominal.

¿Son los lácteos el problema?

Incluso una pequeña intolerancia a la lactosa puede ser el problema de tu pancita. Sustituye estos alimentos para no presentar hinchazón en tu vientre.

Cuidado con el estreñimiento

Una recomendación básica sería que “hicieras del dos” todos los días, ya que el estreñimiento es una de las razones principales del abdomen hinchado.

Lo integral es lo mejor

El primer paso es eliminar (o disminuir la cantidad considerablemente) de los alimentos que se fabrican con harinas blancas o refinadas.

Esconde la sal

Demasiada sal en las comidas provoca que tus células se hinchen con agua para diluir el exceso de sodio, por lo que tu pancita aumentará su volumen.

Toma más té

En un estudio realizado en el Hospital St. Antoine de París, se encontró que el 88% de las personas que tomaban un litro té rojo (Pu-ehr) al día, perdían entre 3,2 kg (si tenían un ligero sobrepeso) a 10,8 kg (los que tenían obesidad).

Respira

La recomendación más sencilla, pero cada vez que respiras puedes ejercitar tus músculos abdominales inconscientemente. Sobre todo si aplicas técnicas de yoga como al tomar aire meter la panza, y al sacarlo, liberar tu estómago.

Nada de estrés

Ese es uno de los problemas más comunes para tener problemas en tus sistema digestivo, así que los nervios no te llevarán a ningún lugar. Ten cuidado con ese detalle que puede brindarte más molestias de las que te imaginas.

Come despacio

Debes masticar más para digerir bien tus alimentos y tragar la mínima cantidad de aire posible, de modo que tu sistema digestivo haga su trabajo correctamente.

Duerme

Además de ser fundamental para que estés saludable, es una de las mejores armas para eliminar algunos kilos con facilidad, de modo que tu abdomen también no tenga problemas.

En general, las personas que duermen menos, comen más. ¡Y eso es lo que no necesitas!

¿Lo pondrás en práctica?

Fuente: runners.mx

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
9411121