Cambios que debes hacer a los 30 y agradecerás a los 50

0
644

Bueno, en realidad hacer estos cambios te ayudará desde ahora, pero a los 50 años seguramente te sentirás mucho mejor que algunos.

¡Inténtalo y disfruta el momento!

Sé más flexible y tolerante

Todos tienen una historia de vida, sé más comprensiva y empática con el pasado de los demás. Aferrarte a lo que no te gusta de los que te rodean, te hace más daño a ti.

Haz amigos que no tengan que ver con tu pareja

Es importante que tengas tu propio espacio, que tengas relaciones de amigos que no te vean como “la pareja de…”, sino como tú misma.

Disfruta tu tiempo contigo misma

No tengas miedo de salir al cine o de compras sola, disfruta de esos momentos a solas y consiéntete. Es divertido estar contigo misma.

Come saludable y delicioso

Comer saludable no tiene que ser un sacrificio, investiga recetas de comida saludable y descubrirás que puedes encontrar algo que vaya con tu estilo de vida y gustos.

Disfruta tu comida favorita

Pero también date gustitos de vez en cuando, come ese postre “gordo” que tanto amas.

Haz ejercicio, el que más te guste

Si correr no es lo tuyo, ¿qué tal fútbol con amigas, natación, pilates, sacar a pasear a tu mascota? ¡Encuentra algo que te guste y hazlo!

Deja algún vicio o adicción

Fumar, las compras, tu pareja, algo que te haga realmente daño, déjalo y comienza a vivir mejor.

Lee más

Leer te abre el mundo, fomenta tu imaginación y te hace conocer historias y mundos distintos, mucho más allá que las películas.

Métete a clases y aprende algo nuevo

¿Siempre quisiste hacer doblaje, locución o aprender a tejer? ¡Es el momento perfecto para empezar.

Perdona y olvida el rencor

No perdonar a quienes te hicieron daño hace que cargues con emociones que no te hacen nada bien. Si no quieres volver a verlos, no lo hagas, sólo deja de pensar en lo que te hicieron y perdona.

Cámbiate de trabajo

No es que lo hagas de la noche a la mañana, evalúa tus opciones, busca algo que realmente te guste y cámbiate. Poco a poco.

No guardes tantos objetos

Deja de acumular ese chunche que te regaló fulanita, o ese suéter de la abuelita. Quítale carga emocional a los objetos, tómales foto (ocupan menos espacio) y diles adiós.

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Esos pendientitos que dices “ahorita los hago” y que nunca haces, hazlos, como levantar tus abrigos tirados en alguna silla, como lavar los trastes, como limpiar encima del refri, como lavar tus tenis. ¡Te sentirás mejor quitando pendientes de la lista!

Da las gracias

Decir gracias por lo que tienes te ayuda apreciarlo y a disfrutarlo. Pensar en lo que te gustaría está bien, pero no demerites lo que ya tienes, tu trabajo te ha costado, valóralo.

Quéjate menos o sólo hazlo como catarsis

Quejarse con alguna amiga es realmente una catarsis, pero hacerlo todo el tiempo, sólo conseguirás llenarte de actitudes negativas y mal humor. Empieza por tocar otros temas más positivos.

Dile adiós a las personas que te afectan

Sí, hay personas que vemos todos los días y que no nos caen bien, pero decirles adiós es no darles importancia, no dejes que te afecten. Pero si puedes evitar verlos, no te sientas culpable, deshazte de todo lo que te haga daño.

Viaja mucho

No importa si es al extranjero o a un pueblito cercano, todas las experiencias cuentan y mucho, aprendes nuevas costumbres, pruebas comida diferente, tomas muchas fotografías y conoces a gente maravillosa.

Sonríe todos los días

Comienza tu día así, no importa cómo vaya, sonreír es una forma de demostrarte a ti misma que eres más fuerte que tus problemas.

¡Acéptate, quiérete y sé feliz siendo como eres! Disfruta el resto de tu vida…