Reflexión: Mujer, necesitas un hombre con manos grandes

0
368

¿Te has sentido minimizada por un hombre? El ser mujer, una mujer de ideas y sueños en grande, que se ama tal cual es, necesita de un hombre de “manos grandes”.

Te compartimos esta reflexión con mucho amor.


Querida, mujer:

Algunas veces serás demasiada mujer.

Demasiado bella,

demasiado fuerte.

Demasiado algo

que hará que un hombre se sienta menos hombre, lo que empezará a hacerte sentir que quizás deberías ser menos mujer.

El mayor error que puedes cometer es quitar joyas a tu corona para que le sea más fácil de llevar a un hombre.

Cuando esto suceda, necesito que entiendas que tú no necesitas una corona más pequeña, necesitas un hombre con manos más grandes.”

Rodéate de…

Los hombres que miran a la mujer como si fuera magia.

Los hombres que la empoderan.

Los hombres que la inspiran.

Los hombres que intentan entenderla.

Los hombres que convierten su conexión con ella en la mayor aventura de su vida.

Los hombres con manos grandes, para alzarla e impulsarla a alcanzar las estrellas con las que ella sueña.

Los hombres con imaginación para escribir juntos la historia de ambos.

Los hombres con oído fino, para captar los múltiples matices de su voz.

Los hombres con brazos fuertes y corazón generoso, para abrazarla con ternura.

Los hombres sensibles, que sonríen al escuchar esa canción que siempre les recuerda a ella.

Los hombres de carcajada fácil, sobre todo cuando se trata de reírse de sí mismos.

Los hombres apasionados, que sueñan despiertos con acariciar las curvas de su cuerpo y dormidos con desnudar las de su mente.

Los hombres que sacan tiempo para jugar.

Los hombres que entienden que a ella no le importa la marca de su coche, sino a donde la lleve en él.

Los hombres que en vez de mandar flores envían una invitación para ver juntos un atardecer o para hacer un picnic.

Los hombres que regalan y comen chocolate.

Los hombres sin miedo a amar.

Autor: Anónimo.