Reflexión: “Mami, no te apresures”

0
29605

A ti que buscas ser mamá y no has podido; a ti que te insisten en tener hijos, pero no estás segura; a ti que eres adolescente y tienes miedo de quedar embarazada, a ti… te compartimos este poema con mucho amor.

Mami, no te apresures que algún día hemos de encontrarnos,
algún día, quizás lejano.
Mami no te apresures, quizás es temprano…
que no te apuren, mamita, que no soy hecho a mano.

Mami no te apresures que soy distinto a como me has soñado,
quizás moreno, quizás claro, tal vez negrito, pero en fin milagro.
Mami no te apresures, que no puedo llenarte como has demandado.

Que la gente diga lo que quiera, de por qué no me has buscado.
que tú tienes tus razones y no des explicaciones
Nadie sabe tus temores, y todo lo que has esperado.

Mamita, y si te has casado y aún no he llegado,
no me busquen de una vez, no quiero incomodarlos,
disfrútense y ámense mucho, así cuando llegue será todo más claro.

Mami, no te apures, quiero un nido bien formado,
con un papito que me ame, como tú me has amado,
Ay, mamita no te apures, que yo quiero crecer sano,
no deseo llegar pronto, ni ser causa de desgano.

¿Te imaginas mi mamita? ¿cuando hemos de encontrarnos?
Tú madura, yo oportuno y mi papá emocionado.
No se apuren, yo iré algún día a encontrarlos.
Mientras tanto, tú practicas y que papá vaya soñando.

No te apresures, mami, cambiar pañales es de espanto…
No te asustes, cuando llegue, ya sabremos acoplarnos,
no te apresures mamita, que estaré en tu regazo,
mientras lee e investiga, que será muy necesario.

No te apresures, mamita, que Dios lo tiene estipulado,
por adopción o al natural, yo seré parte de tu legado,
transformaré no sólo tu cuerpo, sino también tu vida
y te uniré a mi papá de forma definitiva.

Que no te apuren, mamita, importante es que estés lista,
Que la gente diga lo que quiera, y las abuelitas no insistan,
“¡Quiero nietos, quiero nietos! como los tiene fulanita”,
para que un niño crezca sano y como Dios lo permita.

Necesito un padre y una madre que no me pierdan de vista,
que me guíen con principios y sus sonrisas bonitas,
Necesitaré tiempo, más que cosas, ya no te apures, mamita.
Desde ya también te sueño, pero me prefiero oportuno y a ti lista…

Autor: Desconocido