¿Sumergido en el fenómeno crunch? Tal vez lo que sientes no es amor

0
2449

Sin lugar a duda enamorarte, es un estado por el que todos pasamos, el cielo se torna más azul, las flores son más bellas, no importa el tiempo porque tu atención está dirigida en esa persona que te hace volar, suspirar y si todo va bien, llegarás al tan buscado amor.

Es importante recordar que en las relaciones amorosas siempre hay una lado oscuro difícil de identificar por el estado en el que nos encontramos, no es lo mismo el “flechazo” a el amor. Pensemos: conoces a esa persona simpática, que te sonríe y en ocasiones conversa contigo a través de sus redes sociales, en segundos te encuentras hipnotizado y crees que es el amor de tu vida.

Tan grande es la emoción que no detectas un punto importante, ¡casi no conoces a esa persona! solo tienes información general y esto no es suficiente para considerar que la otra parte pretenda tener algo contigo, es ahí cuando todo se convierte en el fenómeno crush.

Al inicio puede que no te afecte, pero es peligroso cuando se vuelve una obsesión que nos lleve aún corazón roto. Por ello toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Adiós a la desesperación.
  • Claridad, el creer aquí no va, mejor pregunta.
  • Si inicia rápido, así terminará… Despacio se disfruta más.
  • Pon atención en la otra parte, puede ser que te diga “quiero algo serio o sin compromisos”.
  • Tu mente crea historias que en ocasiones no existen, medita tu decisión dos veces.
  • El enamoramiento no es igual al amor.

Para construir una relación fructífera es importante tener un trato diario y constante, pero saber dar espacio, de conocer a esa persona día a día, sus defectos, sus gustos, que se gusten el uno al otro y el sentimiento sea mutuo.

 

Si aún te queda duda sobre este tema, te recomendamos ver la película “500 days of Summer” donde se muestra el otro lado del amor, una historia tan real que seguramente has vivido.