Lo que nadie te dice sobre ser mamá por primera vez

0
1548

“Ser mamá es un experiencia que te cambia la vida”, es una de las frases que escucharás mucho en tu embarazo o con tu bebé recién nacido, pero… ¿qué es lo que no te dicen?

A veces, el embarazo es idealizado por la futura mamá creyendo que todo será “miel sobre hojuelas”, tal cual te lo muestran las películas o las fotografías de tus amigas en redes sociales, la realidad puede ser otra.

Aunque cada caso es diferente, estas son algunas cosas que tienes que saber si eres mamá primeriza:

Los primeros días todo es un caos

Si fue parto normal quizá estés más relajada porque la recuperación es rápida y podrás atender a tu bebé sin complicaciones, pero si fue cesárea necesitarás mucha ayuda.

Además, si creías que ya lo tenías todo bajo control, prepárate para ir adaptándote al plan conforme pasan los días. Los bebés no son iguales todos los días, habrá días en que sólo duerma y otros en los que no deje de llorar.

Todos piensan en el bebé, pero no en mamá

Recibirás muchos regalos para tu bebé, pero pocas personas pensarán en lo que necesitas. Por ejemplo, protectores para evitar que la leche materna ensucie tu ropa o pezoneras para el dolor en la lactancia. ¿Qué tal algo rico para comer?

No tendrás tiempo para ti

Si pensabas que las mamás exageraban al decir que a duras penas tenían tiempo de bañarse, es cierto. Un bebé es mucho más demandante de lo que crees, al principio no querrás escucharlo llorar y hasta no irás al baño con tal de tenerlo contento.

Te aburrirás en algunos momentos

Un bebé recién nacido sano sólo comerá y dormirá, lo desgastante es el proceso, comerá cada tres horas, revisarás pañal y lo dormirás, repite esta rutina por más de tres veces al día en ese periodo de tiempo, es probable que te aburras.

Es posible que pierdas amigos

Los amigos a los que les gusta la fiesta se alejarán un poco de ti, ya no tendrás tanta libertad de salir como antes. Ahora todas tus salidas serán en función de tu bebé. Si tus amigos no son papás, seguirán con su rutina, rutina que para ti cambió por completo.

Te volverás loca con tantos consejos 

¡Todo el mundo te da consejos! Sobre todo tu mamá y tu suegra, te podrías sentir abrumada con tanto consejo que si el ombligo, que si los cólicos, que si el hilito rojo para el hipo, que si el tecito de manzanilla para el dolor de estómago. Será difícil.

Las hormonas te atacan y puedes estar triste en la etapa más feliz de tu vida

No te sientas mal si estás triste en esta etapa, ni tampoco juzgada, es normal que te sientas triste, tu vida cambió por completo, además tendrás las hormonas cambiando en tu cuerpo.

Las visitas estorban en muchas ocasiones

Con los horarios tan estrictos de tu bebé, las visitas pueden estorbar en ocasiones, porque las tienes que atender o llegan de improvisto sin tomar en cuenta que en esta etapa a duras penas y puedes ir al baño.

Querrás sólo un hijo 

Es probable que después de tanto desgaste físico, desveladas, dolor y cambio de vida, pensarás en querer un hijo único, quizá esta idea pase con el tiempo. No te estreses pensando en el futuro, procura adaptarte poco a poco a la nueva etapa, esto te hará más llevadera la etapa.

Debes estar preparada para los “ofendidos”

Pon límites en cuanto los horarios para visitar a tu bebé o a que lo carguen demasiado y te sientas abrumada. Si las personas se ofenden por ello, prepárate, algunos consideran que un bebé es propiedad del mundo, pero no es así. No tengas miedo de mostrar que estás inconforme o incómoda.

El llanto de tu bebé podría convertirse en tu pesadilla

El llanto de un bebé puede ser muy desesperante. No te sientas mal si tienes ganas de taparte los oídos y silenciar su llanto por un momento. Recuerda que un bebé lo siente todo y si estás estresada lo único que lograrás es que llore más.

A veces sentirás que no puedes o que algo estás haciendo mal

Es normal, aunque es una sensación frustrante. Pero cuando esto te ocurra, habrá llegado el momento de reconocer que necesitas ayuda, ¡pídela! Consulta con una mamá contemporánea, quizá te sientas mejor que consultarle a tu mamá o a tu suegra, o también puedes estar en contacto con el pediatra, te hará sentirte más tranquila.

Resurgirán problemas pasados en pareja o tendrás nuevos

Es una transición muy complicada y esta nueva etapa te hará cambiar y revalorar ciertos aspectos personales que podrían afectar tu relación de pareja. El amor, el cariño, la comprensión y la paciencia tendrán que estar al doble. Platiquen mucho sobre cómo se sienten y sean honestos.

¿Ya eres mamá? ¡Cuéntanos tu experiencia?