- Publicidad -

Los esposos estresan a las mujeres 10 veces más que los hijos

0

¿Qué tanto te estresa tu esposo? ¿Más que tus hijos? Esa es la realidad de muchas mujeres, quienes sienten que cargan con demasiada responsabilidad apoyando en la casa, cuidando a los hijos, trabajando y también atendiendo… ¡al marido!

Según una investigación realizada por el medio estadounidense Today.com, las mujeres culpan a sus esposos por sus altos niveles de estrés, ya que consideran que actúan como sus hijos y colaboran poco en las labores domésticas.

Cómo afecta el estrés 

El estrés afecta la salud de las personas en general, altera el sistema nervioso, digestivo, reproductor, además predispone a padecer enfermedades como obesidad y sobrepeso.

También al estrés se le relaciona con la depresión, reducción del deseo sexual, úlceras y menstruación irregular.

En la encuesta, realizada a más de 7 mil madres, muchas afirmaron que los esposos les dan “más trabajo” que los hijos, porque se comportan como “niños chiquitos”, pero les estresa la idea de que siendo adultos tuvieran esas actitudes infantiles.

Otras agregaron que no les ayudaban lo suficiente en el hogar, por lo que tenían menos tiempo libre y cuando lo tenían, lo ocupaban para encargarse de las necesidades del marido.

El punto de vista de los maridos

En otra encuesta, los esposos aseguraban que sí compartían el cuidado y las labores domésticas, pero que no se les reconocía el trabajo, además de sentirse relegados jugando un papel secundario en la familia.

Sin embargo, las mujeres afirmaban que en realidad ellas hacían casi todo solas y el marido sólo se dedicaba a atender sus necesidades.

¿Quién tiene la culpa? 

 

No es una situación fácil, ni para ellas, ni para ellos. Muchas veces tiene que ver con cómo idealizamos el matrimonio y lo que creemos que debe ser.

Tener una familia y una pareja requieren un gran compromiso y trabajo, por eso ambas partes deben esforzarse.

No es que alguien tenga la culpa, se deben tener confianza para platicar sobre sus miedos e inseguridades. Te sorprendería saber a ti mujer que muchas veces los hombres no es que no les importe, sino no saben cómo encargarse de ciertas labores.

Hay que dejar en claro que el culpable no es él, ni tampoco lo es la mujer, son algunas situaciones externas que no nos benefician y generan tensión y estrés, por tal motivo hay que identificarlas para poderlas cambiar poco a poco.

¿Qué hacer?

  • Comunícate con tu pareja y hazle saber tus necesidades (tanto hombres como mujeres)
  • No supongas que tu pareja debe leer tu pensamiento. Si necesitas que haga algo en específico en el hogar, pídeselo. No esperes que lo haga porque tú crees que “eso ya lo sabe”, en muchas ocasiones no es así.
  • Si eres mujer, no asumas todas las tareas, háblenlo y dejen labores específicas para cada uno.
  • No tienes que ser la mamá perfecta, la esposa perfecta, la trabajadora perfecta, complácete a ti misma y no pongas mucho énfasis en las críticas y opiniones de los demás, sobre todo porque cuando eres mamá parecen que llegan solas.
  • Habla con tu pareja también de tus inquietudes, miedos, inseguridades e insatisfacciones en lugar de estar a la defensiva. Es preferible decirle que te sientes cansada con una actitud honesta que gritándole.
  • No recrimines a tu pareja sin antes hablar las cosas, muchas veces los conflictos inician cuando tú ya estás muy cansada y explotas. Es mejor platicarlo poco a poco y tema por tema, para que no se vuelva una montaña de recriminaciones.
  • Y sobre todo, habla con amor, cuando hablas así nada puede salir mal.

Cómo saber si te está poniendo el cuerno

0

Muchas veces nuestra inseguridad nos lleva a imaginar cosas que lo único que conseguirán será perder una relación que probablemente valdría la pena, los celos son el mayor asesino de noviazgos.

Por eso es que si tienes sospechas de que te está poniendo el cuerno, antes de preguntarle o hablarlo de la forma correcta, analiza algunas de estas actividades y, aunque NO SON afirmaciones podrían ayudarte a descubrir si vale o no la pena comentarlo con tu pareja.

Date cuenta que la base de una relación es el respeto y la confianza, entonces, si no existe, no habrá forma de que tu relación se mantenga a un largo plazo.

Toma estos solo como datos sugerencia y si de verdad sientes que todo está mal, platícalo tranquilamente.

Descubres que pasa mucho tiempo en su celular

Podría decirse que está revisando sus redes sociales o que se encuentra contestando correos del trabajo, pero… ¿Estás a su lado y no te voltea ni a ver? Bastaría con preguntar si puede ir a tus brazos antes de imaginarte lo peor.

¡Te voltea la tortilla!

Es probable que tu pareja sea mucho más astuta para evadir situaciones, entonces analiza si cuando preguntas algo directo, terminan por lo general discutiendo o hablando de otras cosas.

¿Tinder y otras apps?

Tal vez ni siquiera ha conocido a nadie pero también tienes que analizar sin en su momento tú le diste su lugar y complaciste a tu pareja lo suficiente para que no esté buscando, aunque sea a través de otros medios, elogios o interés real.

NO es que tengas la culpa, ni justificación, es solo ver primero que podrías hacer para mejorar la relación y poner de tu parte, lo que solo a ti te corresponde.

Ya no te toca

Te rechaza en la intimidad, no te recibe los besos o busca cualquier pretexto para quitarte la mano. Pides que te abrace en la cama y te lo voltea con un “Tengo calor”.

Pero si están con las amistades o la familia la actitud será la misma de antes, cariñosa, dulce y hasta atenta. Si al pedir explicación de esto te contesta: “Luego”, “Todo bien”, “Estoy cansad@”, pregúntale qué le pasa.

Eres lo máximo, pero en la cama no existes

Te trata excelente siempre, pero a la hora de hacer el amor, simplemente ya no existes, se convierte en un mueble para saciar tus instintos y fin.

El tema sexual es sumamente delicado, así que coméntalo, tal vez algo más falta y no quiere decir exactamente que te esté siendo infiel.

Cuelga regularmente el teléfono
o recibe llamadas por las madrugadas

Si estás presente, cuelga la llamada, no contesta o simplemente se aparta lo suficiente para que no la escuches, preocupante ¿no?

Así mismo, por las noches, la vibración del celular puede ser molesta si se trata de notificaciones de redes sociales, pero, cuando está al pendiente de revisar quién es así sean las 4 de la mañana, ya no es signo de que todo esté bien.

Te Ignora

Hablas y hablas y parece que no le interesa lo que dices, a menos de que tu plática siempre sea la misma o de tu trabajo (suele pasar) no es de lo más común el que las respuestas se basen en un SI o NO únicamente.

Si esa es la situación, trata de buscar temas o planes para hacer juntos y así lograr de nuevo ese clic. Si no pasa, hay algo más que puede estar interviniendo.

No estas sol@

Cuando tu pareja te presume que hay alguien más que la está rondando en su trabajo, o que le han hecho insinuaciones en la calle, ¡CUIDADO! más conviene que te apliques y le eches todas las ganas del mundo.

Tranquil@, el diálogo es primordial para mantener la confianza. Habla con tu pareja y dile lo que te está incomodando.

Fuente: openrevista.com

Reflexión: Mi segundo hijo

0

Ser mamá por primera vez representa una serie de retos, de emociones y miedos, muchos dicen que con el segundo todo es más fácil. ¿Tú qué opinas?

Te compartimos esta reflexión con mucho amor.

Con la llegada de mi segundo hijo aprendí, que el amor no se reparte, sino se comparte. El corazón no se divide, sino que se multiplica. La capacidad de amar se extiende y las ganas de querer vivir por muchos años más, se intensifica.

Miento sí digo que me tomé más a la ligera el embarazo. Es cierto que tengo muchas menos fotos de la panza y que el test de embarazo lo hice rápido y a solas, pero los nervios minutos antes de una ecografía importante, fueron los mismos.

Los rezos por su salud, aún mayores. El cuidado de mi cuerpo durante la gestación, igual. La alegría inmensurable de su llegada, idénticamente maravillosa.

Suponía que mi segundo hijo vendría a darme revancha. A darme la oportunidad de revindicar mi expertis, mis miedos infundados, mis mambos con la teta y mis noches de desvelo angustioso.

Pero no, allí estaba con él en brazos, atravesando sentires parecidos, el miedito de la responsabilidad, la frustración de la lactancia y el cansancio de la noche.

Reconozco que en algunas cosas me relajé, pero capaz por una cuestión de escasez de tiempo y no por la simple razón de que ya las viví.

Mi segundo hijo llegó para demostrar que muchas formas no fueron fruto de la inexperiencia, sino más bien elecciones conscientes de cómo criar, de cómo cuidar y de cómo manejarse. Me sigo sobresaltando por cosas. Con la diferencia que piso más firme.

Lloré como nunca el día que me fui a parir a Mateo, deslicé un perdóname, porque me daba cosita, tan pequeño él y ya hermano mayor, pero no lo supe hasta que tuve en brazos al pequeño, que le estaba dando lo mejor que podía darle.

Juré que trabajaría arduamente para generar en ellos una sana relación, ojalá sin competencia ni rivalidad sino más bien de mutuo apoyo y solidaridad, de compañerismo y de lealtad. Un lazo inquebrantable que trascienda cualquier dificultad.

Los segundos hijos llevan orgullosos la ropa usada y los juguetes baqueteados. Y te das cuenta que no pasa nada sí el body está un poco viejito, cumple su función de igual manera.

Con los segundos te simplificas, te das cuenta que menos es más. Pones en venta la mitad de los aparatejos que en su momento compraste porque te hicieron creer que eran fundamentales para el desarrollo del niño y que casi están nuevos en la caja.

Te das cuenta que leer tanto te mareo un poco y que fue de adentro que te salieron las formas, pero no del tan ponderado instinto y bla bla, sino del criterio, del sentido común y del amor.

Debo decir que agrandar la familia me sacó un poco la presión de entretener a Francisco todo el rato. Nada más hermoso que ver a los hermanos jugando, con sus códigos, con sus roles, y a su tiempo.

Los grandes volvemos un poco a ser grandes, charlamos con amigas, tomamos mates y ellos juegan. Qué alivio para esas pequeñas personas. Que aire nos damos mutuamente.

En fin, tener hijos es una bendición inigualable y no me voy a cansar de repetirlo.
A veces pienso que en lugar de pensar cuantos hijos tener en función a la escuela que puedo pagar, debería pensar en cuantos platos quiero poner en la mesa. Cuánto más grande quiero que sea mi corazón. Cuánto más acompañados quiero que estén los unos de los otros.

Los hermanos son amigos eternos. Son cómplices insuperables. Son sostén y compañía. Agradezco poder haber colaborado en la creación de ese maravilloso vínculo.

De cada uno de ellos aprendí cosas, pero sí hay algo que aprendí de ambos, es que nada se compara como el amor hacia los hijos y que sean dos o tres o cuatro, cada uno será especial y único y que ocupará un lugar en mi corazón que ningún otro ser en la tierra, ocupará jamás.

Autor: Flor the flower

VIDEO: Entrevista Nahuel Pennisi en Amor

0

Grupo ACIR se une a la “alcancía digital” Teletón

0

Te invitamos a participar en un evento lleno de amor. ¡Tu apoyo es muy importante! Da clic en el siguiente enlace y ayúdanos con tu donación.

👉 ¡Alcancía digital! 

Rosana nos conquista con “El cielo que me das”

0

Rosana regresa a la escena musical con un tema muy romántico, “El cielo que me das”.

Es el primer sencillo de su noveno disco con el que celebra 20 años de trayectoria, una canción alegre que habla de un amor agradecido.

¡Qué viva el amor! 

 

La conmovedora historia de los jugadores del Chapecoense

0

El equipo brasileño de futbol que viajaba rumbo a Colombia se ganó el respeto y apoyo de su país al obtener triunfos que, para muchos, fueron una muestra de trabajo en equipo y amor por este deporte. 

El Chapecoense participaría en la final de la Copa Sudamericana, pero la historia terminó en tragedia este lunes al estrellarse el avión en el que viajaban.

Las historias de cada uno de los jugadores son conmovedoras y hacen que sintamos un “huequito en el corazón”.

 

Danilo Padhila

El arquero titular, Danilo Padhila, sobrevivió al accidente, le amputaron las piernas, pero no logró superar sus heridas y falleció en el hospital.

Thiago da Rocha Vieira 

Él era uno de los más jóvenes del plantel y recientemente había recibido la noticia de que se convertiría en padre, con una carta que su esposa le dio antes de subirse al avión.

Caio Junior 

El director técnico levantó al equipo y logró convertirlo en la revelación de este año, al obtener triunfos que lo llevaron a una final, a la que pocos creyeron que llegaría.

En días pasados, cuando ganó el pase a la final, sus palabras marcarán la historia: “si muriera ahora, moriría feliz”, dijo ante la prensa.

Cléber Santana 

El exjugador del Atlético del Madrid “era un chico tímido y muy religioso. Siempre iba con rosarios.

Llegó al equipo en el 2015 y se convirtió en una de las piezas claves, era el capitán que este miércoles guiaría a sus compañeros a la gloria.

Antes de subirse al avión publicó este mensaje: “En cuantas vidas yo viva, en todas te amaré”.

Em quantas vidas eu viver, em todas eu vou amar você. 💕🙏 #PartiuFazerHistoria #NossoCapitão #MelhorIdolo

Una foto publicada por Por você, Cleber Santana. ❥ (@cleberzete88) el

Gustavo Encinas

El piloto paraguayo Gustavo Encinas es considerado un héroe por su decisión de soltar el combustible de la aeronave antes del impacto, lo que evitó una explosión en el aire y que seis personas lograran salvar la vida.

En su historia, transportó a la selección de Bolivia y trabajó en la coordinación y atención de la aeronave presidencial de la República Federativa de Brasil.

pilotogustavo-encinas

**

De las 77 personas a bordo, solo seis sobrevivieron: la azafata Ximena Suárez, el periodista Rafael Henzel, el técnico de la aeronave Edwin Tumiri, y tres jugadores. Pero en el hospital, algunos de ellos no lograron salvar la vida.

Estas son solo algunas de las historias de un equipo que será recordado por mucho tiempo.

El equipo de futbol Atlético Nacional, con quien se enfrentaría el Chapecoense, convocó a asistir este miércoles al estadio vestidos de blanco y con una vela blanca en símbolo de solidaridad. Además, pidió que el título de la Copa Sudamericana se otorgue al equipo brasileño.

El mundo está de luto.

 

Consejos para hacer especial su primera Navidad

0

Celebrar la Navidad en familia siempre es un lindo momento, pero un nuevo integrante en este festejo es un mayor motivo de alegría. 

¡Considera estos puntos y haz de su primera Navidad un recuerdo maravilloso! 

El lugar no es problema

Necesitarás ayuda extra para que no te agobies entre atender a tus invitados y descuidar a tu bebé. Pero si tu bebé ya camina o gatea, no olvides explorar un poco el lugar sobre todo si es fuera de tu casa, para evitar accidentes.

Crea nuevas sensaciones

Esta época puede ser de las más estimulantes para tu bebé. Haz que disfrute de las luces, los colores, los adornos. Decora con algunos elementos que pueda tocar e incluso oler.

Cuida su sueño

Si quieres que conviva gran parte de la fiesta con ustedes, procura que tome siestas por la tarde, pero eso sí, al día siguiente regresa a su horario normal para no alterar su sueño y evitar que se sienta irritable durante el día.

La cena

Toma en cuenta que lo que tú comes le puede hacer daño a tu bebé, esto en el caso de que estés lactando. Pregunta al pediatra sobre los alimentos que puedes comer en esta época.

Si tu bebé ya come alimentos sólidos, dale la papilla que más le gusta y haz de esta fecha algo especial.

Crea recuerdos especiales

Seguramente tu memoria guarda con fuerza esos momentos de cuando eras niña y decorabas el árbol de Navidad. Tu hijo también guardará recuerdos de sus primeras fiestas navideñas, por eso ¡intenta que cada momento sea único para él.

Fuente: bbmundo.com

VIDEO: Desayuno entre amigas con Ricardo Montaner en Amor (CDMX)

0

Nuestras Redes Sociales

4,648,349FansMe gusta
144,582SeguidoresSeguir
514SeguidoresSeguir
61,774SeguidoresSeguir
5,128SuscriptoresSuscribirte